Wikia

HarryPotter Wiki

Varita

Discusión2
3.280páginas en el wiki
Harrypotterwand
Varita
Información del objeto
Fabricante
Uso

Canalización de la magia

Propietarios

La mayoría de los magos y brujas desde la edad de once años que no han tenido su varita rota o inutilizados por cualquier razón.

«La varita elige al mago...no siempre está claro por qué.»
Garrick Ollivander[fuente]

Una varita es una herramienta usada por los Magos y brujas para canalizar sus poderes mágicos. La mayoría de los hechizos se hacen con una varita. Es posible hacer magia sin una, pero es muy difícil y requiere mucha concentración y poder. Sólo magos avanzados pueden hacer magia sin el uso de varitas.

Materiales para la fabricaciónEditar sección

Primero que todo, no todos los magos pueden hacer varitas. Existen fabricantes de varitas especializados como Garrick Ollivander o Gregorovitch. Físicamente, las varitas son largos cilindros de madera con una sustancia mágica en el núcleo.

NúcleosEditar sección

  • Pelo de Unicornio: El pelo de unicornio produce generalmente la magia más consistente y está sujeto a un menor nivel de fluctuaciones y bloqueos. Las varitas con centros de unicornio son las más difíciles de utilizar para las Artes Oscuras. Son las más fieles de todas las varitas, y normalmente permanecen unidas a su primer dueño con una relación difícil de romper, independientemente de si es una bruja o un mago consumado. Las desventajas del pelo de unicornio son que no produce las varitas más poderosas, aunque se puede compensar con la madera de la varita, y que tienden a la melancolía si no son usadas correctamente y el pelo puede “morir” y necesita ser reemplazado.
  • Fibra de Corazón de Dragón: En general la fibra de corazón de dragón produce las varitas más poderosas, y con ellas se pueden realizar los encantamientos más llamativos. Las varitas de dragón tienden a aprender más rápido que otros tipos. Sin embargo, pueden cambiar de chaqueta si se le quitan a su dueño original, siempre establecen una fuerte relación con el que las posee en ese momento. La varita de dragón es la más fácil de usar para las Artes Oscuras, aunque, no se inclinará hacia ellas por ella misma. También, de las tres, es la que tiene más tendencia a producir accidentes, debido a su temperamento.
Varita harry

Varita de Harry Potter con núcleo de Pluma de Fénix

  • Pluma de Fénix: Este es el tipo de centro más raro. Las plumas de fénix pueden producir una amplia gama de efectos mágicos, aunque pueden tomarse más tiempo que las varitas de unicornio o de dragón para mostrarlo. Son las que tienen una mayor iniciativa, a veces actúan independientemente, una cualidad que a muchos magos y brujas no les gusta nada. Las varitas de pluma de fénix son siempre las más quisquillosas a la hora de escoger un dueño, puesto que la criatura de la que han salido es una de las más independientes y distantes del mundo. Estas varitas son las más difíciles de dominar y personalizar, y su fidelidad es difícil de conseguir.
Varita sauco

La Varita de Saúco, la única conocida con núcleo de pelo de la cola de un Thestral.

MaderasEditar sección

  • Acacia: Una madera para varitas bastante inusual. Produce varitas que a menudo se niegan a producir magia excepto para su dueño y también se guardan sus mejores efectos solo para aquellos con el don más fuerte. Esta sensibilidad hace que sea muy difícil encontrarles un dueño y solo mantengo unas pequeñas existencias para aquellos magos o brujas con suficiente ingenio, puesto que no les van bien a lo que se conoce comúnmente como magia de “ruidos y olores”. Cuando a una varita de acacia se le encuentra el dueño correcto, puede competir con cualquiera en términos de poderes, pero a menudo esta madera no es apreciada lo suficiente por la peculiaridad de su temperamento.
  • Aliso: La madera de aliso es inflexible, sin embargo, su dueño ideal no es cabezota u obstinado, sino que a menudo le gusta ayudar, es considerado y una persona de lo más agradable. Mientras que la mayoría de las varitas buscan similitudes en el carácter de aquellos a los que servirán con más aptitud, el aliso es inusual puesto que parece desear una naturaleza que es, si no totalmente opuesta a la suya, sí ciertamente bastante diferente. Cuando una varita de aliso encuentra a su dueño se convierte en una ayudante magnífica y leal. De todos los tipos de varita, el aliso funciona mejor con encantamientos no verbales, de ahí le viene su reputación de ser la varita más adecuada para los magos y las brujas más avanzados.
  • Manzano: Las varitas de manzano no se fabrican en grandes cantidades. Son poderosas y le van mejor a un dueño con grandes metas e ideales, y esta madera no funciona bien con Magia Oscura. Se dice que el poseedor de una varita mágica será una persona querida y de larga vida, y a menudo he notado que los clientes de gran encanto personal son los que encuentran su varita ideal en una de madera de manzano. A menudo los poseedores de una varita de manzano tienen la inusual habilidad de conversar con otros seres mágicos en sus lenguas nativas, como el celebrado autor de Gente del Agua: Una Completa Guía de su Lengua y Costumbres, Dylan Marwood.
  • Fresno: La varita de fresno pertenece a su dueño original y no debería darse o regalarse a otra persona, puesto que perdería su poder y sus habilidades. Esta tendencia es extrema si el centro es de unicornio. Las viejas supersticiones sobre las varitas no suelen ajustarse a la realidad, sin embargo en lo que respecta a las varitas de serbal, castaño, fresno y avellano (el serbal es chismoso, el castaño habla sin parar, el fresno es cabezota y el avellano es un quejica) contienen un ápice de verdad. Las brujas y los magos que se llevan mejor con las varitas de fresno, en mi experiencia, no se dejan convencer fácilmente de abandonar sus creencias o propósitos. Sin embargo, el mago o bruja descarado o demasiado confiado que a menudo quiere probar varitas de esta prestigiosa madera, quedará decepcionado por sus efectos. El dueño ideal puede que sea cabezota, pero será ciertamente valiente y nunca grosero ni arrogante.
  • Álamo: La madera de álamo de suficiente calidad para hacer varitas es blanca y de grano fino, y muy apreciada por todos los fabricantes de varitas por su elegante estilo parecido al marfil y su excelente trabajo con los encantos. El verdadero dueño de una varita de álamo es a menudo un duelista consagrado o lo será, puesto que la varita de álamo funciona particularmente bien con la magia marcial. Un infame club de duelistas secreto del siglo XVIII llamado Las Lanzas de Plata, era conocido por admitir solo a aquellos que poseían varitas de álamo. Los poseedores de varitas de álamo son decididos y determinados, y seguramente les atraen las nuevas aventuras y los nuevos órdenes, es una varita para los revolucionarios.
  • Haya: El dueño verdadero de una varita de haya será, si es joven, más sensato de lo que determina su edad, y si es adulto, será de profundo entendimiento y de gran experiencia. Las varitas de haya no funcionan muy bien para aquellos que son cerrados de mente e intolerantes. Estos magos y brujas que habiendo conseguido obtener una varita de haya sin que esta haya sido seleccionada para ellos (pero aún así codiciando esta madera tan deseada y valorada de tonos tan ricos) se han presentado a veces en las casas de experimentados fabricantes de varitas preguntando la razón de la falta de poder de su preciada varita. Cuando la varita es seleccionada de forma adecuada, la varita de haya es capaz de trabajar con una delicadeza y arte raramente encontrados en otros tipos de madera, y de ahí le viene su brillante reputación.
  • Endrino: El endrino, que es una madera para varitas muy inusual, tiene la reputación, bien merecida, de funcionar mejor con un guerrero. Esto no quiere decir necesariamente que el dueño practique las Artes Oscuras, aunque no se puede negar que los que lo hacen se beneficiarán del poder prodigioso de la varita de endrino. Se pueden encontrar varitas mágicas entre los Aurores además de entre los moradores de Azkabán. Una curiosa característica del arbusto de endrino con sus infames espinas es que produce sus bayas más dulces tras las peores heladas, y las varitas hechas de esta madera parece que deben pasar por peligro o situaciones difíciles para estrechar el lazo de unión con su dueño. Debido a esta condición, la varita de endrino se convertirá en un sirviente muy leal y fiel.
  • Nogal Negro: No tan común como la varita de nogal normal, la del nogal negro busca un amo con buenos instintos y muy perspicaz. El nogal negro es una madera muy atractiva, pero no es la más fácil de dominar. Tiene una rareza muy pronunciada, y es que esta varita está muy influenciada por conflictos internos y pierde poder de forma dramática si el poseedor practica cualquier forma de auto-engaño. Si el mago o la bruja no puede o no quiere ser honesto consigo mismo o con los demás, la varita a menudo no es capaz de funcionar adecuadamente y debe serle adjudicada a un nuevo dueño, si se quiere que vuelva a tener sus poderes anteriores. Sin embargo, cuando se le adjudica a un dueño consciente de sí mismo se convierte en una de las varitas más leales e impresionantes, con una facilidad especial para todo tipo de encantos.
  • Cedro: Siempre que alguien lleva una varita de cedro, es porque tiene un carácter fuerte y una lealtad inusual. Gervaise Ollivander (padre de Garrick Ollivander), solía decir siempre, “nunca engañarás al portador de cedro”. La varita de cedro encuentra su hogar perfecto ahí donde hay perspicacia y percepción. Se dice que es no bueno enfadar a un portador de una varita de cedro , especialmente si se daña a sus seres queridos. El mago o la bruja para el que se ha seleccionado bien una varita de cedro tiene el potencial de convertirse en un adversario terrible, lo que a veces sorprende a los que les han retado sin pensárselo bien.
  • Cerezo: Esta rara madera produce una varita de extraños poderes, que es muy apreciada por los estudiantes de magia de la escuela de Mahoutokoro en Japón, donde aquellos que poseen varitas de cerezo disfrutan de cierto prestigio. El comprador de varitas occidental debería quitarse de la cabeza cualquier idea de que las flores rosas del árbol viviente podrían usarse para una varita frívola o meramente ornamental. La madera del cerezo produce a menudo varitas que poseen un poder realmente letal, independientemente del centro que lleven. Sin embargo, si esta varita lleva un centro de fibra de corazón de dragón, la varita nunca debería serle adjudicada a un mago sin un autocontrol excepcional y una gran fuerza de voluntad.
  • Castaño: Esta madera es muy curiosa y con muchas facetas, también varía mucho en su carácter dependiendo de su centro y también toma mucho de la personalidad del que la posee. A la varita de castaño le atraen las brujas y los magos con habilidades especiales para domesticar bestias mágicas, los que poseen grandes dones en Herbología y los voladores naturales. Sin embargo, cuando se le pone un centro de fibra de corazón de dragón, puede que el mejor dueño para esta varita sea alguien al que le gusta mucho el lujo y las posesiones materiales, y que no sea muy escrupuloso acerca de los medios para obtenerlas. En cambio, tres directores sucesivos de Wizengamot han poseído varitas de castaño y unicornio, ya que esta combinación siente predilección por aquellos a los que les preocupa la justicia.
  • Ciprés: Las varitas de ciprés están asociadas a la nobleza. El gran fabricante de varitas, Geraint Ollivander (bisabuelo de Garrick Ollivander), escribió que siempre se sentía honrado de poder adjudicarle a alguien una varita de ciprés, ya que sabía que había conocido a un mago o bruja que tendría una muerte heroica. Afortunadamente, los poseedores de varitas de ciprés raramente deben exponer sus vidas, aunque sin duda lo harían si se lo pidieran. Las varitas de ciprés encuentran a sus almas gemelas entre los bravos, los osados y los que se sacrifican por los demás: los que no le tienen miedo a enfrentarse a las sombras oscuras de su naturaleza y de otros.
  • Cornejo: Es una de las favoritas de los fabricantes y que encontrarle el dueño adecuado a una varita de cornejo es siempre divertido. Las varitas de cornejo tienen rarezas y son traviesas, tiene una naturaleza juguetona e insisten en tener compañeros que van a ofrecerles la oportunidad de pasárselo bien y de hacer cosas excitantes. Sin embargo, sería un error deducir de esta información que las varitas de cornejo no sean capaces de realizar magia seria cuando se les pide. Las ha habido que han producido encantos excepcionales bajo condiciones difíciles y cuando trabajan junto a magos o brujas listos e ingeniosos, pueden producir maravillosos encantos. Una debilidad interesante de muchas varitas de cornejo es que pueden negarse a realizar encantamientos no verbales y a menudo son muy ruidosas.
  • Ébano: Esta madera negro azabache tiene una apariencia y una reputación impresionante y funciona muy bien con todo tipo de magia de combate y también con la transfiguración. Es en la mano de aquellos con el coraje de ser ellos mismos donde el ébano se encuentra más a gusto. Los dueños de varitas de ébano, que son a menudo poco conformistas, muy individualistas o son felices al no encajar en el grupo, han formado parte tanto de la Orden del Fénix como del grupo de los Comedores de Muerte. La varita de ébano le va perfectamente a alguien que se aferra firmemente a sus creencias, independientemente de la presión externa y no serán fácilmente desviado de su propósito.
  • Saúco: Es la madera más rara de todas y con una reputación de traer mala suerte. La madera de saúco es la más difícil de manejar. Contiene una poderosa magia, pero no se digna a quedarse con ningún dueño que no sea el superior de su grupo. Solo un mago muy superior puede guardar la varita de saúco durante mucho tiempo. La vieja superstición que dice “con madera de saúco nunca prosperarás” está basada en el temor a la varita, pero en realidad esta superstición no tiene ninguna base. Aquellos fabricantes lo bastante tontos como para negarse a trabajar con saúco, lo hacen más porque dudan de poder vender sus productos que porque tengan miedo de trabajar con esta madera. La verdad es que solo una persona muy inusual encontrará su compañera perfecta en una varita de saúco, y en la rara ocasión en que ocurre, la bruja o el mago están marcados por un destino especial. Otra certeza es que los dueños de saúco casi siempre sienten una poderosa afinidad con los elegidos por el serbal.
  • Olmo: La infundada creencia de que solo los pura sangre pueden producir magia con varitas de olmo fue, seguramente, creada por un dueño de varita de olmo para probar sus propias credenciales, puesto que hay muchos magos elegidos por varitas de olmo que nacieron de muggles. La verdad es que las varitas de olmo prefieren dueños con presencia, destreza mágica y una cierta dignidad nativa. De todas las maderas para varitas, el olmo es la que causa menos accidentes, menos errores tontos y es la que produce más encantamientos y hechizos elegantes. Son varitas sofisticadas, capaces de producir mágica muy avanzada en las manos adecuadas (lo que las hace muy deseadas por aquellos que siguen la filosofía de los pura sangre).
  • Roble Inglés: Una varita para los buenos y los malos tiempos, es una amiga tan leal como el mago que se la merece. Las varitas de roble inglés necesitan compañeros fuertes, valientes y fieles. Lo que se conoce menos es lo propensos que son los dueños de varitas de roble inglés a tener una fuerte intuición, y a menudo una afinidad con la magia del mundo natural, con las criaturas y las plantas que son necesarias para los magos, para la magia y para el placer. Al roble se le conoce como el Rey del Bosque desde el solsticio de invierno hasta el solsticio de verano y su madera solo debería ser recogida durante ese tiempo. El acebo se convierte en el Rey según los días se van haciendo de nuevo más cortos, de modo que solo se debería coger acebo según el año va acabándose. Se cree que esta división es el origen de la vieja superstición, “cuando la varita de él es de roble y la de ella es de acebo, sería una locura casarse”. Se dice que la varita de Merlín estaba hecha de roble inglés, aunque nunca se encontró su tumba y por ello no se ha podido comprobar.
  • Abeto: Gerbold Octavius Ollivander (abuelo de Garrick Ollivander), siempre llamaba a las varitas de esta madera “la varita del superviviente,” porque se la había vendido a tres magos que tras adquirirla vivieron peligros mortales y salieron ilesos. No cabe duda de que esta madera, viniendo como viene del más resistente de los árboles, produce varitas que requieren constante poder y fuerza de voluntad en sus verdaderos dueños, y que se convierten en herramientas inútiles en las manos de aquellos que son variables e indecisos. Las varitas de abeto son especialmente buenas para la transfiguración y favorecen a aquellos dueños que tienen un comportamiento centrado y ocasionalmente intimidante, además de ser decididos.
  • Espino: El fabricante de varitas Gregorovitch escribió sobre el espino que con él se produce una varita extraña y contradictoria, tan llena de paradojas como el árbol que la produjo, cuyas hojas y flores sanan pero cuyas ramas cortadas huelen a muerte. Las varitas de espino son complejas e intrigantes en su naturaleza, como los dueños con los que funcionan mejor. A las varitas de espino se les da particularmente bien la magia curativa, pero también los maleficios. La varita de espino se siente cómoda con las naturalezas que están en conflicto o con un mago o una bruja que está pasando por un periodo de agitación. Sin embargo, el espino no es fácil de controlar, y solo se pone una varita de espino entre las manos de un mago o una bruja de comprobado talento, o podría haber peligrosas consecuencias. Las varitas de espino tienen una peculiaridad: si sus hechizos no se saben controlar bien pueden volverse contra el que los hace.
  • Avellano: Es una varita sensible. El avellano refleja a menudo el estado emocional de su dueño y con el que mejor funciona es con un amo que sepa comprender y dominar sus propios sentimientos. Otro tipo de amos debería tener mucho cuidado a la hora de manejar una varita de avellano, si estos acaban de perder los estribos o han sufrido una seria decepción, puesto que la varita absorberá esta energía y la dejará salir de forma impredecible. El aspecto positivo de una varita de avellano compensa con creces tales incomodidades, ya que es capaz de producir magia excepcional en las manos de los habilidosos y está tan dedicada a su dueño que a menudo se “marchita” al final de su vida. Esto quiere decir que la varita expulsa toda su magia y se niega a trabajar, a menudo es necesario extraer el centro e insertarlo en otra varita, si el mago o la bruja aún la necesitan. Sin embargo, si el centro está hecho de pelo de unicornio, no hay ninguna esperanza. La varita, casi con certeza, morirá. Las varitas de avellano también tienen la habilidad de detectar agua bajo tierra y soltarán nubecitas de humo en forma de lágrima de color plateado si se pasa por encima de manantiales o pozos escondidos.
  • Acebo: El acebo es una de las maderas para varitas más raras. Tradicionalmente se la consideraba protectora. Con los que se lleva mejor es con los que necesitan ayuda para vencer su ira y su ímpetu. A la vez, las varitas de acebo a menudo escogen dueños que están metidos en alguna búsqueda peligrosa y a menudo espiritual. El acebo es una de esas maderas cuyo funcionamiento varía más dramáticamente dependiendo del centro de la varita y es conocida por ser extremadamente difícil de combinar con la pluma de fénix, ya que la volatilidad de la madera entra en conflicto con la indiferencia del fénix. Si se da el extraño caso de que esta combinación encuentre un dueño, nada y nadie debería ponerse por delante de ellos.
  • Ojaranzo: La propia varita de Ollivander está hecha de ojaranzo. El ojaranzo selecciona como compañero para el resto de su vida a un mago o una bruja con talento y poseedores de una pasión pura, que algunos pueden llamar obsesión, aunque ellos mismos llaman “visión”, que casi siempre se hará realidad. Las varitas de ojaranzo se adaptan más rápidamente que casi cualquier otra al estilo personal de magia de su dueño, y se personalizarán tan rápido, que será extremadamente difícil usarlas para otras personas incluso para los hechizos más sencillos. Las varitas de ojaranzo absorben el código de honor de su dueño, cualquiera que sea, y se negarán a realizar actos, tanto buenos como malos, que no respondan a los principios de su dueño. Es una varita equilibrada y perceptiva.
  • Alerce: Fuerte, durable y de colores cálidos, el alerce ha sido considerado durante mucho tiempo como una madera poderosa y atractiva. Su reputación por inspirar valor y confianza en el que la usa ha hecho que su demanda sea mayor que las existencias. Esta varita tan deseada es, sin embargo, difícil de complacer en lo que respecta a encontrarle un dueño ideal y es más difícil de manejar de lo que se imaginan muchos. Siempre produce varitas de talentos escondidos y efectos inesperados, que por supuesto describe al dueño que se la merece. A menudo se da el caso de que el mago o la bruja que van con la varita de alerce nunca sabrá con exactitud la magnitud de sus considerables talentos hasta que se les adjudica una varita de este material, pero a partir de entonces se convertirán en una pareja ideal.
  • Laurel: Se dice que una varita de laurel no puede llevar a cabo un acto deshonroso, aunque en la búsqueda de la gloria, es una meta no del todo rara para aquellos que combinan bien con esta varita, hay varitas de laurel que han producido una magia poderosa y a veces letal. A las varitas de laurel a veces las tachan de inconstantes, pero es injusto. La varita de laurel no puede tolerar la pereza de su poseedor, y es entonces cuando se le puede quitar fácilmente la varita al dueño con la voluntad tácita de la varita. Pero, en otras circunstancias, la varita se quedará con su primer dueño para siempre y de hecho tienen el raro y excelente atributo de lanzar rayos espontáneos si otra bruja o mago intenta robarla.
  • Arce: A menudo aquellos elegidos por las varitas de arce son por naturaleza viajeros y exploradores. No son varitas que puedan quedarse en casa felizmente, y prefieren que su bruja o mago sea ambicioso, si no su magia se vuelve pesada y mediocre. Nuevos desafíos y cambios de aires regulares hacen que esta varita brille, literalmente, haciéndose más brillante según va incrementando sus habilidades y su estatus con su dueño. Es una madera bella y deseada, y la madera de arce de suficiente calidad para fabricar varitas ha sido la más cara a través de los siglos. El poseer una varita de arce ha sido una marca de estatus a través de los siglos, por su reputación de varita para magos y brujas de éxito.
  • Peral: Esta madera de tonos dorados produce varitas de espléndidos poderes mágicos, que dan lo mejor de sí en las manos de aquellos de corazón cálido, los generosos y los sensatos. Los posesores de las varitas de peral son normalmente populares y muy respetados. No se conoce ningún caso de una varita de peral que haya estado en manos de un mago o una bruja oscuros. Las varitas de peral se encuentran entre las más resistentes y a menudo pueden todavía presentar una apariencia nueva incluso habiendo sido utilizadas mucho durante largos años.
  • Pino: La varita fabricada con una madera de pino de grano recto siempre elige un amo independiente e individualista que podría ser percibido como un solitario, a la vez que intrigante y quizás misterioso. A las varitas de pino les gusta ser usadas de forma creativa, y a diferencia de otras se adaptarán sin protestar a nuevos métodos y hechizos. Muchos fabricantes de varitas insisten en que las varitas de pino son capaces de detectar dueños que van a vivir largas vidas, y son para ellos para los que funcionan mejor. Al parecer esto es cierto, porque no se ha conocido al amo de una varita de pino que muera joven. La varita de pino es una de las más sensibles a la magia no verbal.
  • Álamo: Gerbold Ollivander empleaba una frase cuando se refería a este tipo de madera, era “si buscas integridad, la encontrarás en el álamo”, las varitas de álamo y sus dueños corresponde con ello. Esta es una varita en la que se puede confiar, es consistente, fuerte y de poder uniforme. Trabajando con una bruja o un mago con una clara visión moral es cuando la varita se siente más feliz. Existe una vieja broma entre los fabricantes de varitas menos experimentados que dice que ninguna varita de álamo ha elegido jamás a un político, pero es ahí donde muestran su lamentable ignorancia, puesto que dos de los ministros de magia más hábiles del Ministerio, Eldritch Diggory y Evangeline Orpington, fueron dueños de finas varitas de álamo hechas por Ollivander.
  • Roble Rojo: A menudo se puede oír a ignorantes diciendo que el roble rojo es un signo del ardiente temperamento de su dueño. De hecho, la combinación ideal para una varita de roble rojo es alguien de reflejos rápidos, convirtiéndola en una varita perfecta para duelos. No tan común como el roble inglés, su amo ideal tiene un toque ligero, es de mente rápida y es adaptable, a menudo crea hechizos únicos y distintivos, y es un buen hombre o una buena mujer para luchar a tu lado en una batalla. Las varitas de roble rojo están entre las más atractivas.
  • Secuoya: La madera de secuoya de buena calidad para varitas no es muy abundante, sin embargo hay una demanda constante, debido a su reputación por traer buena fortuna a su dueño. Como es normalmente el caso con las tradiciones relativas a las varitas, la sabiduría popular está equivocada: las varitas de secuoya no traen buena suerte por sí mismas, pero les atraen enormemente los magos y las brujas que ya poseen esa admirable habilidad de que les salga todo siempre redondo, de saber elegir bien y de saber encontrarle las ventajas a las catástrofes. La combinación de una bruja o mago con una varita de secuoya es siempre intrigante y generalmente se oye hablar de excitantes hazañas hechas por esta pareja.
  • Serbal: La madera de serbal siempre ha sido muy deseada para las varitas por su reputación de ser más protectora que ninguna otra. Hace que todo tipo de encantos defensivos sean especialmente fuertes y difíciles de romper. Se suele decir que ningún mago o bruja oscura han poseído jamás una varita de serbal. El serbal se lleva mejor con aquellos de mente clara y de corazón puro. Sin embargo, esta reputación no debería engañar a nadie, puesto que estas varitas son iguales que cualquier otra, a menudo incluso mejores, y frecuentemente son mejores que otras en duelos.
  • Tilo Plateado: Esta inusual y muy atractiva madera para varitas estuvo muy de moda en el siglo XIX. La demanda superaba la oferta y los fabricantes de varitas sin escrúpulos teñían maderas de baja calidad intentando engañar a los compradores y hacerles creer que habían comprado tilo plateado. La razón de que estas varitas fueran tan “deseadas” no era solo su atractiva apariencia, sino que también tenían la reputación de trabajar mejor con videntes y aquellos que están versados en legeremancia. Estas dos artes son muy misteriosas, y le dan al poseedor de una varita de tilo plateado un estatus considerable. Cuando la demanda llegó a su cénit, el fabricante de varitas Arturo Cephalopos dijo que la asociación entre tilo plateado y clarividencia era una falsedad que había sido puesta en circulación por comerciantes como el propio abuelo de Ollivander, Gerbold Ollivander, que tenían exceso de este material en sus almacenes y por ello deseaban deshacerse de él. Pero Cephalopos era un fabricante de varitas inútil e ignorante y nadie, vidente o no, se sorprendió cuando tuvo que dejar el negocio.
  • Pícea: Los fabricantes de varitas dicen que la pícea es una madera difícil, pero al decir esto simplemente revelan su propia ineptitud. Es verdad que se requiere una especial habilidad para trabajar con pícea, que produce varitas que no se llevan bien con las naturalezas cautas o nerviosas y en consecuencia se convierten en herramientas peligrosas en manos titubeantes. La varita de pícea necesita de una mano firme, porque a menudo tiende a tener sus propias ideas sobre lo que la magia debería producir. Sin embargo, cuando una varita de pícea encuentra a su dueño suele ser un hechicero audaz con un buen sentido del humor se convierte en una ayudante magnífica, profundamente leal a su dueño y capaz de producir efectos particularmente extravagantes y dramáticos.
  • Sicomoro: El sicomoro produce una varita aventurera, deseosa de nuevas experiencias y que pierde su brillo si se dedica a actividades mundanas. Una singularidad de estas atractivas varitas es que pueden arder si se deja que se “aburran”, y muchos magos y brujas de mediana edad quedan desconcertados al ver que su querida varita empieza a arder en su mano al pedirle una vez más que les traiga las zapatillas. Como se puede deducir el dueño ideal de una varita de sicomoro es curioso, vital y aventurero, y cuando se combina con un dueño así, demuestra una capacidad de aprendizaje y adaptación que la pone entre las maderas para varitas más apreciadas del mundo.
  • Vid: Los druidas consideraban que cualquier planta con un tallo de madera era un árbol, y la vid produce varitas de una naturaleza tal, que los fabricantes se sienten orgullosos de continuar esta antigua tradición. Las varitas de vid se encuentran entre los tipos menos comunes y sus dueños son casi siempre los magos o brujas que buscan un propósito más elevado, que tienen una visión que va más allá de lo ordinario y frecuentemente sorprenden a aquellos que piensan que los conocen mejor. Las varitas de vid parecen estar fuertemente atraídas hacia las personalidades complejas y son más sensibles que cualquier otra cuando se trata de detectar instantáneamente una posible combinación. Fuentes fidedignas dicen que estas varitas pueden producir efectos mágicos con la mera entrada en la habitación de un dueño apropiado.
  • Nogal: Magos y brujas de inteligencia superior deberían ser presentados con una varita de nogal para probarla como primera opción, puesto que en nueve casos de cada diez, los dos encontrarán en el otro el compañero ideal. Las varitas de nogal pertenecen a menudo a innovadores e inventores mágicos. Esta atractiva madera posee una versatilidad y adaptabilidad inusual. Sin embargo: mientras que algunas maderas son difíciles de dominar y pueden resistirse a realizar hechizos que son ajenos a su naturaleza, la varita de nogal llevará a cabo, una vez subyugada, cualquier tarea que desee su dueño, siempre que el dueño sea lo suficientemente brillante. Esto hace que se convierta en un arma verdaderamente letal en las manos de una bruja o mago sin conciencia, ya que la varita y el mago se pueden alimentar el uno del otro de una forma particularmente malsana.
  • Sauce: El sauce es una madera poco corriente con poder sanador y el dueño ideal para una varita de sauce posee a menudo, una inseguridad normalmente injustificada, por muy bien que intenten ocultarlo. Mientras que muchos clientes con confianza en sí mismos insisten en probar una varita de sauce, atraídos por su atractiva apariencia y una reputación probada de producir magia avanzada no verbal, las varitas de sauce han seleccionado a aquellos que exhibían mayor potencial, más que a aquellos que creen que no les queda mucho por aprender. Siempre ha habido un proverbio entre los fabricantes, aquel que tiene el camino más largo, es el que irá más deprisa con el sauce.
  • Tejo: Las varitas de tejo están entre las más raras y sus compañeros ideales son igualmente inusuales y ocasionalmente notorios. La varita de tejo es conocida por dotar a su poseedor del poder sobre la vida y la muerte, lo que, por supuesto, también podría decirse de todas las otras varitas. Pero el tejo aún mantiene una oscura y terrible reputación dentro de las esferas de los duelistas y de todos los hechizos. Sin embargo no es cierto, como los expertos de las tradiciones bélicas dicen, que aquellos que usan varitas de tejo son más propensos a ser atraídos por las Artes Oscuras que el resto. La bruja o el mago que combine bien con una varita de tejo podría igualmente convertirse en un fiero protector de otros. Las varitas fabricadas a partir de estos árboles de larga vida han acabado tan a menudo en las manos de héroes como en las manos de villanos. Cuando se han enterrado magos con varitas de tejo, la varita generalmente se convierte en un árbol que guarda la tumba de su dueño fallecido. Lo que sí que es cierto es que la varita de tejo nunca escoge a un dueño mediocre ni tímido.

LongitudEditar sección

Otra característica de las varitas es su longitud. En el sitio oficial de la Tienda de Varitas Ollivander’s los largos son de 7 a 13 pulgadas, pero la de Lord Voldemort y la de Ron Weasley son de 13½ y 14 respectivamente, la de Rubeus Hagrid 16½. Muchos de los fabricantes de varitas simplemente encuentran varitas para los magos según la relación entre la altura del mago y el largo de la varita. Esta rudimentaria medida no tiene en cuenta otras consideraciones importantes. Las varitas más largas pueden irles bien a magos más altos, pero tienden a inclinarse hacia personalidades más fuertes y hacia aquellos que poseen un estilo de magia más dramático y amplio. Las varitas más bonitas producen unos encantamientos más elegantes y refinados. Sin embargo, los diferentes aspectos de la composición de una varita no deberían ser considerados de forma aislada, y el tipo de madera, su centro y su flexibilidad también pueden contrarrestar o potenciar los atributos de la longitud de una varita. La mayor parte de las varitas tiene una longitud de 23 a 35,5 centímetros. Aunque se han vendido varitas extremadamente cortas (20 centímetros y más cortas) y varitas muy largas (más de 38 centímetros), estas son muy poco comunes. En el segundo caso había una peculiaridad física que hacía necesaria la extremada longitud de la varita. Sin embargo, las varitas que son anormalmente cortas, suelen seleccionar a aquellos con carencias en su carácter, y no porque sean muy pequeños físicamente (muchos magos y brujas bajitos son elegidos por varitas largas). La flexibilidad o la rigidez de una varita denota su grado de adaptación y su deseo de cambio del binomio varita-dueño, aunque este factor no debería ser considerado aisladamente sin tener en cuenta la madera, el centro y la longitud, o la experiencia de vida y el estilo de magia del dueño, todo lo que debe combinarse para hacer de una varita un instrumento único.

Y otra denotación es su rigidez, en rango desde “inflexible” hasta “elástico”. El proceso exacto de cómo se hace una varita no es conocido. Pero sabemos que es tan complejo y difícil como el estudio de las Varitas Mágicas.

Estudio de las varitasEditar sección

Varitología es una clase específica de magia que refiere a la historia y las propiedades mágicas de las varitas. Ollivander dice que es una “compleja y misteriosa rama de la magia”. Como lo mencionamos, la idea de que una varita escoge al mago es parte de la Varitología, como la idea de que puede cambiar de mago.

La varita y el magoEditar sección

En casi todos los casos documentados, la varita elige a su mago. Esto es debido al carácter único de cada varita, que debe emparejar el del mago, pues el mago puede no realizar magia si están en conflicto los caracteres suyos y los de su varita, o la magia debe ser parecida a la magia hecha por la propia varita del mago. Cuando se prueban diferentes varitas, un mago principiante puede causar daño cuando usa una que no está destinada para él. Una teoría popular pero no confirmada sugestiona que el largo de la varita es directamente proporcional a la altura del mago: mientras más larga al varita, más alto el mago, y viceversa. Se encontraron algunos ejemplos que concuerdan con esto, como la varita corta de Dolores Umbridge, y la larga de Ron Weasley. Las varitas pueden cambiar de amo. Cuando un mago o bruja es vencido, o su varita se le es forzadamente quitada en un duelo, la varita puede cambiar su alianza y funciona perfectamente con su nuevo maestro. No obstante, la mayoría de las varitas tienen una especie de afinidad con sus amos y no se cambian fácilmente de manos, y si la derrota es en un duelo puramente competitivo o amistoso, la varita no cambia a su maestro. Las varitas son casi sensibles, es decir, que aunque no pueden pensar ni comunicarse como un humano, pueden realizar ciertas acciones por su propia voluntad. Esto puede ser la razón por la que eligen a su mago, y también explica porqué la varita de Harry Potter pudo actuar por sí sola contra Voldemort.

Varitas hermanasEditar sección

Cuando una varita y otra comparten el mismo núcleo se le denominan varitas hermanas o gemelas. Si dos varitas hermanas se enfrentan en duelo, estas se negaran a atacarse y hará que se produzca el extraño fenómeno magico Priori Incantatem. Los dueños de las varitas hermanas pueden atacarse y herirse, pero no pueden asesinarse. Un caso de varitas hermanas es el de Harry Potter y Lord Voldemort, quienes en su primer duelo tuvieron un priori incantatem.

Detrás de las escenasEditar sección

AparicionesEditar sección

Notas y referenciasEditar sección

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio