FANDOM


María Tudor o María I (18 de febrero de 1516 - 17 de noviembre de 1558), fue la reina de Inglaterra e Irlanda desde julio de 1553 hasta su muerte[1], reina consorte de Nápoles desde sus nupcias en 1554 y reina consorte de España y Sicilia desde 1556. Hija de Enrique VIII y su primera esposa, Catalina de Aragón. María Tudor era una bruja hija de muggle o de sangre mestiza (ya que aunque se sabe que Enrique VIII era muggle no podemos decir lo mismo de Catalina de Aragón) y por lo tanto era propietaria de una varita. Durante los años 1990 su retrato estuvo colgado en Hogwarts al igual que el de su hermanastra, su madrastra y su abuelo.

Detrás de las escenas

  • Es el único personaje histórico de la realeza del que se tenga constancia sobre poderes mágicos.
  • Remus Lupin le dice a Harry Potter que no hay príncipes en el Mundo Mágico, por lo que se cree que pudo ser hija de muggles.
    • Su herencia mágica pudo ser por parte de madre, pues la dinastía de Catalina, los Trastámara, había sido fundada por un bastardo, el hijo de Alfonso XI de León y Leonor de Guzmán. Dado que esta mujer no era de la realeza, podría haber sido una bruja, o al menos portadora de sangre mágica que sería heredada por sus descendientes hasta llegar a María.
    • También podría haber heredado la magia por el lado paterno, pues Isabel Woodville, la abuela materna de Enrique VIII era sospechosa de ser bruja, y de hecho, su madre Jacquetta de Luxemburgo, fue juzgada por brujería.

Apariciones

Notas y referencias