Fandom

HarryPotter Wiki

Maldición Imperius

4.281páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir
«Es una de las maldiciones imperdonables. La víctima acaba bajo el total control del mago que realiza el encantamiento.»
—Descripción.[fuente]

La maldición Imperius, también conocido como el maleficio Imperius[2] (Imperio), es una herramienta de las Artes Oscuras, y también es una de las tres Maldiciones Imperdonables. Es uno de los hechizos más poderosos y siniestros conocidos del mundo mágico. Cuando se lanza correctamente, la maldición pone a la víctima completamente bajo el control del usuario, aunque una persona con una fuerza de voluntad excepcional es capaz de resistir sus efectos.

El hecho de que la maldición pueda ser contrarrestada la hace única entre las maldiciones imperdonables. Es también única en que es la menos perjudicial de las maldiciones (a menos que se cuente la completa falta de libre albedrío), excepto si es realizada inapropiadamente.

HistoriaEditar

«Las maldiciones Cruciatus, Imperius y Avada Kedavra fueron clasificadas como imperdonables en 1717.»
Albus Dumbledore.[fuente]

La maldición Imperius fue inventada durante la temprana edad media por magos o brujas oscuros. La maldición fue creada para la coacción y el lavado de cerebro de otros bajo la esclavitud.

Consejodemagosley.png

Mortífagos enfrentando al Wizengamot por el uso de las Maldiciones Imperdonables.

Después que el Consejo de Magos fuera reformado en el Ministerio de Magia, se colocaron rigurosas restricciones en el uso de ciertos tipos de magia. La maldición Imperius fue considerada como magia oscura por el Ministerio y, junto con las maldiciones Cruciatus y asesina, fueron declaradas "imperdonables" en 1717. El uso de cualquiera de estas tres maldiciones sobre un sujeto humano resultará en una sentencia de por vida en Azkaban, a menos que hubiese suficiente evidencia de que el mago estuviera bajo la influencia de otra maldición Imperius; esto tiende a ser un pretexto que muchos magos tenebrosos abusan y mienten cuando se enfrentan a la pena de prisión, en particular después de la Primera Guerra Mágica.

Muchos Guardianes Secretos en el pasado han sido víctimas de las maldiciones Imperius y Cruciatus en un intento de obtener los secretos que guardan, pero sin resultado debido a que el Guardián debe relevarlos voluntariamente.[3]

Durante la Primera Guerra Mágica, cuando Barty Crouch estaba a cargo del Departamento de Seguridad Mágica, usó la violencia contra la violencia, y legalizó las tres Maldiciones Imperdonables para que los aurores las utilizaran contra los mortífagos con el fin de ganar la guerra. Esto fue derogado una vez que la guerra terminó, ya que no era necesario mantenerlo. También fue la vez en que muchos mortífagos, como Lucius Malfoy y Walden Macnair, expresaron que habían servido bajo las órdenes de Lord Voldemort sólo debido a la maldición Imperius. Si bien sus excusas fueron aceptadas, el Ministerio ha ido tan lejos como para designar a varios miembros de su personal para determinar quién estaba realmente bajo la maldición, y quién mentía para escapar a la sanción; sin embargo, no fueron perfectos en detectar el engaño, ya que Malfoy y Macnair, así como muchos otros, lograron eludir a la justicia por diversos motivos.

ClasedeDCAO.png

Clase de Defensa Contra las Artes Oscuras de 1994 sobre las maldiciones imperdonables.

En el año escolar 1994-1995, Barty Crouch Jr., bajo el disfraz de Alastor Moody, mostró las tres maldiciones a su clase de cuarto año en arañas, a pesar de la desaprobación del Ministerio. Más tarde, de hecho, él expresó que tenía permiso para realizar la maldición Imperius en los estudiantes para enseñarles cómo resistir sus efectos, aunque también podría haber sido una excusa para poder volver a practicarlas con ellos. Los estudiantes bajo la maldición quedaron completamente bajo el control de Crouch, y no pudieron resistirla, realizando proezas físicas que normalmente no podrían o no querrían realizar; Harry Potter fue el único capaz de resistirse por completo a la maldición.

Cuando Lord Voldemort tomó el control del Ministerio, las tres maldiciones volvieron a ser legalizadas: esta vez, cada mago y bruja tenía el derecho de usarlas como quisieran. De hecho, fueron enseñadas en Hogwarts como parte de la malla de la clase de Artes Oscuras bajo la tutela del profesor Amycus Carrow- Después de la muerte de Voldemort y la revolución del Ministerio bajo el Ministro Kingsley Shacklebolt, las tres maldiciones fueron prohibidas una vez más, y muchas personas bajo su influencia sentían como si estuvieran saliendo de un trance.

Uso de la maldiciónEditar

«Hace años, muchos magos y brujas fueron controlados por medio de la maldición imperius. Le dio bastante que hacer al Ministerio, que tenía que averiguar quién actuaba por voluntad propia y quién, obligado por la maldición.»
Barty Crouch Jr. sobre la controversia de la maldición Imperius.[fuente]
Pius2.jpg

Pius Thicknesse bajo la maldición Imperius en Julio de 1997.

Los mortífagos hicieron uso de esta maldición tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mágica para obligar a personas inocentes a realizar todas sus órdenes. Por ejemplo, Lucius Malfoy usó la maldición Imperius para obligar a Broderick Bode y Sturgis Podmore de intentar robar una profecía del Departamento de Misterios en 1996[4], y Yaxley colocó la maldición Imperius en Pius Thicknesse como parte del plan para tomar el Ministerio de Magia en 1997[5]. En 1998, Harry Potter usó la maldición tres veces en dos individuos diferentes para que el trío pudiera entrar a Gringotts sin ser detectados.

Irónicamente, muchos mortífagos -como Lucius Malfoy- lograron evitar ser enviados a Azkaban después de la primera derrota de Voldemort en 1981 al decir que estaban bajo la maldición Imperius[6]. Por lo tanto, el Ministerio tuvo muchos problemas para determinar quién decía la verdad, aunque varias supuestas "víctimas" lograron engañarlos sin problemas.

NaturalezaEditar

«Fue una sensación maravillosa. Harry se sintió como flotando cuando toda preocupación y todo pensamiento desaparecieron de su cabeza, no dejándole otra cosa que una felicidad vaga que no sabía de dónde procedía. Se quedó allí, inmensamente relajado, apenas consciente de que todos lo miraban.»
Harry Potter bajo los efectos de la maldición Imperius.[fuente]
ImperiusKrum.jpg

Viktor Krum bajo la influencia de esta maldición.

A diferencia de otras Maldiciones Imperdonables, los sujetos bajo la maldición Imperius -cuando es lanzada adecuadamente- no experimentan algo desagradable, siendo todo lo contrario; la víctima de una maldición Imperius queda en un estado tipo trance en calma, en el cual todo sentimiento de responsabilidad y angustia desaparece (haciendo un paralelo con el fenómeno real de la hipnosis, el que también es retratado en la ficción -aunque incorrectamente- siendo capaz de colocar a alguien bajo el completo control de otro en lugar de un estado theta). Sin embargo, cuando Harry fue controlado, creyó que su maldición no había sido muy fuerte; por lo tanto, la sensación de lanzar una maldición Imperius más poderosa puede ser más intensa de la descripción que se conoce.

Un ser controlado adecuadamente se pone bajo el control total del usuario y puede ser obligado a hacer algo que el lanzador desee, incluyendo crímenes como el asesinato, la corrupción política, fraudes e incluso suicidios (como explicó Barty Crouch Jr. disfrazado de Alastor Moody). También, mientras estén bajo el control del mago o bruja, la maldición también permite dotar a la víctima con cualquier habilidad requerida para completar su tarea, como aumentar su fuerza o permitirle lanzar hechizos por encima de su nivel normal. Por ejemplo, mientras era controlado, Neville Longbottom fue capaz de realizar una serie de "movimientos gimnásticos muy sorprendentes", que de otro modo no habría sido capaz de realizar.[7]

Bogrodimperius.jpg

Bogrod (al frente) inexpresivo después de ser hechizado por Harry Potter.

Es posible para alguien que ha sido controlado el colocar a otros bajo la maldición. Por ejemplo, Madam Rosmerta, que había sido controlada por Draco Malfoy en algún momento durante el año escolar 1996-1997, fue capaz de colocar a Katie Bell bajo la maldición Imperius en un intento de entregar un collar maldito a Albus Dumbledore. También es posible que el mortífago Yaxley controlara a Pius Thicknesse para colocar a otros miembros de alto rango del Ministerio de Magia bajo la maldición para facilitar el derrocamiento de Rufus Scrimgeour.

Cuando se termina una maldición Imperius correctamente lanzada -por cualquier razón-, las víctimas vuelven a ser ellas mismas, como sucedió después de la derrota final de Voldemort y los mortífagos en la Batalla de Hogwarts, cuanto todas las personas en el país que habían sido controladas por sus partidarios fueron liberadas del hechizo. Además, cualquier dolor que la maldición haya negado por la sensación de placer regresará, junto con cualquier otro dolor que la víctima sufriese durante el efecto de la maldición.

Aunque es posible usar la maldición en los Guardianes Secretos para controlarlos, es imposible usarla para hacer que divulguen sus secretos, ya que esto debe ser hecho por la propia voluntad del Guardián.[3]

PeligrosEditar

Si la maldición Imperius es realizada pobremente, la víctima quedará con su mente enloquecida, siendo un ejemplo el asistente del Primer Ministro Herbert Chorley. Es posible que el daño sea a largo plazo, ya que Chroley debió ser enviado al Hospital San Mungo de Enfermedades y Heridas Mágicas para recuperarse, quedando el resto de su vida creyendo que era un pato. Esto se debe a que la magia oscura realizada puede dejar un daño biológico irreversible, como sucedió cuando George Weasley perdió su oreja permanentemente.

ResistenciaEditar

«Podemos combatir la maldición Imperius, y yo os enseñaré cómo, pero se necesita mucha fuerza de carácter, y no todo el mundo la tiene. Lo mejor, si se puede, es evitar caer víctima de ella.»
Barty Crouch Jr. a su clase de cuarto año de Defensa Contra las Artes Oscuras.[fuente]

Resistir la maldición Imperius es posible, pero requiere una gran fuerza de voluntad y carácter. El hecho de que puede ser resistida la hace única entre las Maldiciones Imperdonables como la única maldición que tiene una forma de defensa. Harry Potter, Barty Crouch y su hijo fueron capaces de resistir la maldición después de haber sido sometidos a sus efectos, aunque los últimos dos tomaron bastante tiempo en desarrollar dicha resistencia, y en el caso de Barty Crouch, su resistencia contra la poderosa maldición de Voldemort le causó un aparente daño mental[7]. La resistencia a la maldición Imperius es similar a la Oclumancia, ya que requiere gran cantidad de fuerza de voluntad, aunque se desconoce si la Oclumancia funcionaría contra esta maldición.

Practicantes conocidos y usosEditar

«Harry actuó sin pensar: apuntó a Travers y murmuró «¡Imperio!» una vez más.»
Harry usando la maldición en el mortífago Travers.[fuente]
Lanzador Víctimas Notas
Barty Crouch Barty Crouch Jr[7] Mantenido bajo arresto domiciliario; 1994.
Barty Crouch Jr Alastor Moody[7] Controlado con la maldición para permitirle revelar sus hábitos y estilo de vida e imitarlo.
Colagusano
Lord Voldemort Barty Crouch[7] Mantenido bajo arresto domiciliario en 1994.
Harry Potter[7] Intento de forzarlo a decir "no, por piedad" durante su duelo con Voldemort en el cementerio de Pequeño Hangleton en 1995.
Barty Crouch Jr Arañas[7] Como demostración de las tres Maldiciones Imperdonables en clase de Defensa Contra las Artes Oscuras, mientras se hacía pasar por Alastor Moody en 1994.
Harry Potter[7] Con la finalidad de que experimentara sus efectos en clase de Defensa Contra las Artes Oscuras. Harry resistió completamente sus efectos después de varios intentos.
Neville Longbottom[7] Con la finalidad de que experimentara sus efectos en clase de Defensa Contra las Artes Oscuras. Neville hizo "una serie de movimientos gimnásticos muy sorprendentes".
Dean Thomas[7] Con la finalidad de que experimentara sus efectos en clase de Defensa Contra las Artes Oscuras. Dean dio tres vueltas al aula saltando en un pie mientras cantaba el himno nacional.
Lavender Brown[7] Con la finalidad de que experimentara sus efectos en clase de Defensa Contra las Artes Oscuras. Lavender imitó a una ardilla.
Viktor Krum[7] Durante la tercera prueba del Torneo de los Tres Magos. Le forzó a que atacara a Cedric Diggory con la maldición Cruciatus.
Lucius Malfoy Sturgis Podmore[4] Forzado a intentar robar una profecía del Departamento de Misterios en 1995.
Broderick Bode[4] Forzado a intentar robar una profecía del Departamento de Misterios en 1995.
Desconocido Herbert Chorley[8] Víctima de una maldición Imperius mal realizada, pasó el resto de su vida en el Hospital San Mungo de Enfermedades y Heridas Mágicas creyendo que era un pato.
Draco Malfoy Madam Rosmerta[8] Forzada a ayudar en el contrabando de un collar maldito e hidromiel envenenada al interior de Hogwarts, así como entregar la noticia de la partida de Dumbledore.
Madam Rosmerta Katie Bell[8] Forzada a ayudar en el contrabando de un collar maldito al interior de Hogwarts como parte de un complot para asesinar a Albus Dumbledore.
Yaxley Pius Thicknesse[5] Forzado a actuar como una marioneta de Tom Ryddle y Ministro de Magia en 1997. Yaxley hizo notar que la maldición fue colocada con gran esfuerzo, ya que al parecer Thicknesse se resistió.
Desconocido, posiblemente un mortifago Stanley Shunpike[5] Forzado a servir a los mortífagos, luchando en la Batalla de los Siete Potters en 1997.
Harry Potter Bogrod[5] Forzado a autorizar que Hermione Granger (disfrazada como Bellatrix Lestrange) entrara a la cámara de los Lestrange de Gringotts en 1998.
Nuevamente para reemplazar la maldición lavada por La Perdición del Ladrón.
Travers[5] Forzado a actuar como cómplice en el asalto a Gringotts de 1998.
Minerva McGonagall Amycus Carrow[5] Forzado a entregar su varita y permitir su confinamiento en la Sala Común de Ravenclaw en 1998.

EtimologíaEditar

El nombre de este maleficio proviene del latín imperiosus, que significa "al mando, poderoso, y potente", o imperio, que significa "gobernar".

Detrás de las escenasEditar

  • La maldición Imperius posiblemente cause una parálisis parcial de la neocorteza y la corteza prefrontal -las partes del cerebro que controlan el pensamiento lógico y consciente y la toma de decisiones, respectivamente- de forma mágica, que a su vez reducirían la habilidad de la víctima para ser independiente, y la hace más receptiva a influencias externas. Esto explicaría porqué la fuerza de voluntad es tan vital para resistir la maldición, debido a que el acto de forzarse a sí mismo a realizar las acciones que uno quiera cuando el cerebro indica hacer otra cosa es un gran logro cuando las órdenes no son por su propio actuar.
  • En la adaptación cinematográfica de Harry Potter y el cáliz de fuego:
    • La maldición Imperius parece darle a la víctima un color lechoso y una apariencia vidriosa en los ojos que no se menciona en los libros y que disminuiría la efectividad de la maldición, ya que sería más fácilmente detectable. Sin embargo, es posible que sea un signo de una maldición mal realizada o hecha precipitadamente, o uno donde la víctima se resista activamente.
    • Cuando Barty Crouch Jr. (disfrazado como Alastor Moody) coloca la maldición Imperius en la araña, él dirige sus movimientos con su varita, incluyendo el flotar y levitar en medio del aire, como si estuviera usando un encantamiento levitatorio en ella.
    • Las tres arañas usadas fueron reemplazadas por un tipo especial de araña, una Amblypygi.
  • En la adaptación cinematográfica de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: parte 2:
    • La maldición Imperius se ve como una niebla que la víctima aspira y deja bajo el control del lanzador. También parece dejar a la víctima en un estado exaltado, de ligera intoxicación.
    • En la versión original, el conjuro usado es Imperius, al contrario del conjuro correcto Imperio, desconociéndose el por qué. En la versión doblada al español se usa Imperio.
    • Cuando la maldición Imperius desaparece de Bogrod, Ron reemplaza la maldición inicial.
  • Este hechizo no parece ser ilegal en las versiones portátiles de LEGO Harry Potter: Años 5-7, ya que Severus Snape se lo enseña a Harry en lugar de las clases de Oclumancia del libro, película y videojuego; además también en el lugar de Focus, enseñado por Snape en las versiones para PC y consola de dicho juego.
  • La maldición Imperius estaba planeada para aparecer originalmente en LEGO Harry Potter: Años 1-4. Habría sido lanzada con una luz naranja (a diferencia de la luz amarilla usada cuando el hechizo aparece en Años 5-7), y ocupa el lugar usado para mascotas en la rueda de hechizos de magos no oscuros. En la versión final, la maldición asesina ocupa este lugar únicamente en la rueda de hechizos de los magos tenebrosos.
  • De las tres Maldiciones Imperdonables, la maldición Imperius es usada por Voldemort al final (él usa la maldición asesina casi exclusivamente y tortura a docenas con la Maldición Cruciatus. Aunque cientos de personas son descritas que han regresado en sí mismas tras la muerte de Voldemort, es poco probable que él haya hechizado personalmente a todas ellas. Él sólo se ha mostrado usándola un par de veces, sobre Barty Crouch y Harry Potter.
  • En el año escolar 1996-1997, el profesor Severus Snape deja a su clase de sexto año escribiendo un informe sobre cómo resistir la maldición Imperius, y considera como "sandeces" las respuestas que tenía que soportar leer al respecto.
  • La falta de dificultad experimentada por Harry Potter al usarla en los duendes bajo la maldición indicaría una falta de necesidad de cualquier tipo de intenciones malvadas como sí se requiere para realizar las otras dos Maldiciones Imperdonables.

AparicionesEditar

Notas y ReferenciasEditar


¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar