FANDOM


Hogwarts coa.png
Este artículo está experimentando una importante edición

Como muestra de cortesía, por favor no editar este artículo mientras este mensaje esté visible para así evitar conflictos de edición. Si deseas saber quién está trabajando en este artículo y cuándo la edición podrá volver a llevarse a cabo, por favor consulta el historial de ediciones y la página de discusión.

«Voldemort levantó la varita una vez más, y, antes de que Harry pudiera hacer nada para defenderse, recibió de nuevo el impacto de la maldición cruciatus. El dolor fue tan intenso, tan devastador, que olvidó dónde estaba: era como si cuchillos candentes le horadaran cada centímetro de la piel, y la cabeza le fuera a estallar de dolor. Gritó más fuerte de lo que había gritado en su vida.»
Harry Potter bajo los efectos de la maldición.[fuente]

La maldición Cruciatus, también conocida como el maleficio Cruciatus[1]. o el maleficio torturador [2], es una herramienta de las Artes Oscuras y una de las tres Maldiciones Imperdonables. Es uno de los hechizos más poderosos y siniestros conocidos del mundo mágico. Cuando se lanza correctamente, la maldición genera un dolor intenso y agónico en la víctima.

Historia

Edad Media

«Las maldiciones cruciatus, imperius y Avada Kedavra fueron clasificadas como imperdonables en 1717.»
Albus Dumbledore.[fuente]

La maldición Cruciatus fue inventada a principios de la Edad Media por magos y brujas tenebrosos. La maldición fue creada con el propósito de torturar, pero también ha sido usada con eficiencia en duelos. Según Barty Crouch Jr., la maldición una vez fue muy popular.[3]

Después de que el Consejo de Magos fuese reestructurado en el Ministerio de Magia, se colocaron restricciones más severas en el uso de ciertos tipos de magia. La maldición Cruciatus fue considerada un tipo de magia oscura por el Ministerio y, junto con la maldición Imperius y la maldición asesina, fueron declaradas "imperdonables" en 1717. El uso de cualquiera de estas tres maldiciones en un ser humano resultará en una sentencia de por vida en Azkaban (a menos que hubiese suficiente evidencia de que el lanzador estaba bajo la influencia de la maldición Imperius o por otras razones defendibles).

Muchos Guardianes Secretos en el pasado han sido puestos bajo las maldiciones Cruciatus e Imperius en un intento por obtener los secretos que guardaban, pero resultando en vano, ya que los Guardianes deben relevarlos de manera voluntaria.

Primera Guerra Mágica

Durante la Primera Guerra Mágica, cuando Barty Crouch estuvo a cargo del Departamento de Seguridad Mágica, él empleó la violencia contra la violencia y legalizó las tres Maldiciones Imperdonables para que los aurores las usaran sobre los mortífagos con el fin de ganar la guerra. Esto fue derogado una vez que la guerra llegó a su fin, y ya no era necesario seguir con ello.

Cp 30, m1 Harry Potter y el cáliz de fuego - Pottermore.png

Rodolphus, Bellatrix, Rabastan y Barty Crouch Jr, sometidos a juicio ante la Junta de la Ley Mágica.

Poco tiempo después de la derrota de Voldemort, cuatro mortífagos -tres Lestranges: Bellatrix, Rodolphus y Rabastan; junto con Barty Crouch Jr- capturaron al auror Frank Longbottom y su esposa Alice, y los torturaron con la maldición Cruciatus para obtener información sobre el paradero de Voldemort. El uso prolongado y repetido de la maldición generó locura en la pareja, haciendo que los cuatro mortífagos fuesen capturados y llevados al Consejo de la Ley Mágica. Los responsables fueron encontrados culpables y sentenciados de por vida en Azkaban. Este acto fue considerado el más atroz e infame de la historia moderna.

Periodo entre guerras

«Seguro que la maldición Cruciatus te hará hablar.»
Dolores amenazando a Harry con la maldición.[fuente]

A pesar de la derogación del uso legal de la maldición, en el año escolar 1994-1995, Barty Crouch Jr -bajo el disfraz de Alastor Moody- mostró las tres Maldiciones Imperdonables a sus clases de cuarto año en arañas, pese a la desaprobación del Ministerio. Sin embargo, debido a que el uso de la maldición era ilegal sólo sobre seres humanos, la demostración de estas maldiciones en las arañas pudo haber sido hecha dentro de los límites legales.

UmbridgeCrucio2.jpg

Umbridge dispuesta a realizar la maldición Cruciatus en Harry Potter in 1996.

Dolores Umbridge, en un último esfuerzo para obtener información de Harry Potter, intentó usar la maldición sobre él, bajo la creencia que ella no sería llamada a responder por su uso, ya que los únicos testigos del acto serían Harry y sus amigos más cercanos (y los estudiantes de Slytherin presentes que no apoyarían a Harry de ninguna manera; incluso Draco Malfoy se veía ansioso por observar lo que ocurriría), y sería capaz de evitar el castigo por el uso de la maldición debido al clima político imperante. No obstante, Umbridge fue disuadida de usar la maldición por Hermione Granger, que contó a Umbridge una historia falsa para poder salvar a Harry.

Cuando la mortífaga Bellatrix Lestrange asesinó al padrino de Harry Sirius Black, Harry persiguió a Bellatrix y realizó la maldición sobre ella en un arranque de furia; sin embargo, la llevó a cabo sin éxito, ya que Harry sólo lo estaba haciendo por furia justiciera, y no pudo reunir los deseos necesarios de hacerle daño de verdad a Bellatrix.

Segunda Guerra Mágica

«¿Qué más se llevaron de allí? ¿Qué más tienen? ¡Dime la verdad o te juro que te atravieso con este puñal! (...) ¿Qué más se llevaron? ¿Qué más? ¡¡Contéstame!! ¡¡Crucio!!»
—Partes escuchadas del interrogatorio de Bellatrix a Hermione.[fuente]

En 1997, Draco Malfoy, en un ataque de rabia e imprudencia, se la lanzó a Harry después que éste le siguiera para espiarle; más tarde, ese mismo año, Harry intentó usarla en Severus Snape durante la Batalla de la Torre de Astronomía, pero no pudo decir el conjuro completo debido al uso de la Legeremancia de Snape.

Cuando Lord Voldemort tomó el Ministerio, las tres maldiciones volvieron a ser legales: esta vez, cada mago y bruja tenía la opción de usarlas como quisieran. De hecho, ellas fueron practicadas en Hogwarts como parte de la malla de la clase de Artes Oscuras bajo la supervisión del profesor Amycus Carrow: los estudiantes tenían que practicar la maldición Cruciatus sobre otros estudiantes que fuesen detenidos, y los hermanos Carrow la usaban para castigar a los estudiantes que les parecía.

HP7p BellatrixyHermione.jpg

Bellatrix interrogando brutalmente a Hermione Granger después de someterla a la maldición Cruciatus.

Hermione Granger fue víctima de esta maldición por Bellatrix Lestrange durante su interrogatorio en la Mansión Malfoy en marzo de 1998. Más tarde, Harry Potter la usó exitosamente sobre Amycus Carrow sin consecuencias legales debido a su legalización. Después de la muerte de Voldemort y la revolución del Ministerio bajo la dirección del nuevo ministro de magia Kingsley Shacklebolt, las tres maldiciones volvieron a ser prohibidas y se restauró su castigo original.

Harry Potter tuvo una visión de Lord Voldemort ordenando a Draco Malfoy usar la maldición en Thorfinn Rowle después de que él y Antonin Dolohov fallaran en capturar a Harry en Tottenham Court Road. Aunque no pudo ver nada del castigo de Dolohov, Narcissa Malfoy mencionó luego "lo que les hizo a Rowle y Dolohov" cuando tenía miedo de contactar a Voldemort.

Naturaleza

«Fue un dolor muy superior a cualquier otro que Harry hubiera sufrido nunca: los huesos le ardieron, la cabeza parecía que se le iba a partir por la cicatriz, los ojos le daban vueltas como locos. Deseó que terminara... perder el conocimiento... morir...»
—Descripción de Harry bajo los efectos de la maldición Cruciatus.[fuente]
Cruciatusaraña.gif

Una araña bajo los efectos de esta maldición.

El dolor causado por la maldición Cruciatus es descrito como "si cuchillos candentes le horadaran cada centímetro de la piel" y más allá del que cualquier persona hubiese experimentado. La sensación de la maldición es tan intensa que la persona bajo sus efectos desea quedar inconsciente e incluso morir, como forma de escape. Este dolor puede causar daño mental permanente si se es expuesto por un tiempo prolongado, como en el caso de los Longbottoms, que pasaron el resto de sus vidas en el Hospital San Mungo de Enfermedades y Heridas Mágicas debido al trauma que la maldición les causó. Seguramente, estos efectos permanentes no son raros si la víctima es expuesta a una maldición particularmente intensa por un largo periodo de tiempo.

Como los encantamientos de memoria pueden ser rotos mediante la tortura, la maldición Cruciatus es capaz de tal hazaña, aunque se requiere un cierto nivel de exposición en tiempo e intensidad para lograr romperlos. Bertha Jorkins lo sufrió como prueba, y los resultados finales le dejaron un daño a su cuerpo y mente más allá del que se pueda reparar.

Aunque es posible usar la maldición en los Guardianes Secretos para infligirles daño, es imposible usarla para forzarles a contar el secreto, ya que los Guardianes deben contar el secreto de forma voluntaria.

Si la maldición golpea un objeto inanimado, puede causar que se destroce.

Realización

«¡Necesitas desearlo, Potter! Tienes que querer realmente causar dolor... para disfrutar... sólo la ira no me hará daño por mucho tiempo... yo te mostraré cómo se hace, te voy a dar una lección, ¡CRUCIO!»
Bellatrix Lestrange a Harry Potter.[fuente]
CrucioHarryPotter.gif

Harry Potter usando la maldición Cruciatus con "furia justiciera".

Para realizar correctamente esta maldición, recitar el conjuro no es suficiente. El mago o bruja debe poseer un profundo deseo de causar dolor a la víctima. Por ejemplo, a pesar de su furia contra Bellatrix Lestrange por el asesinato de su padrino en 1996, Harry Potter fue sólo capaz de causarle un breve momento de dolor con la maldición Cruciatus, ya que sólo usó una "furia justiciera", aunque sí fue capaz de derribarla unos metros con ella.

Harry lo realizó de forma efectiva en 1998 en Amycus Carrow, quien escupió en la cara de Minerva McGonagall. Amycus fue lanzado en el aire y cayó inconsciente. Esto sugiere que aunque la maldición de Harry fue intensa, todavía faltaba el sadismo fundamental para infligir un dolor prolongado y agónico con él. Por otra parte, debido a que Bellatrix era una bruja con profundas intenciones sadísticas y poca consciencia, fue capaz de lanzar la maldición con una potencia casi desalentadora, y con cierta afinidad por ella. En estos casos, llega a ser evidente que la potencia y los resultados de la maldición varían de lanzador en lanzador y sus efectos suelen ser relativamente ineficaces cuando es usada por aquellos que no tienen experiencia o tienen timidez.

Defensa

Una vez lanzada, no hay hechizo que permita defenderse de la maldición Cruciatus. No obstante, hay opciones disponibles para evitarla. El hechizo puede ser esquivado al ocultarse detrás de un objeto sólido, y un mago particularmente poderoso puede simplemente resistir el dolor hasta que se levante el hechizo, como Harry Potter cuando se negó a rendirse ante Voldemort mientras era torturado por esta maldición, y Hermione Granger intentó mentirle a Bellatrix Lestrange bajo la maldición (aunque, como se ha descrito antes, una exposición prolongada puede causar daño mental permanente). Otra opción es interrumpir al lanzador antes que pueda terminar de mencionar el conjuro, como Severus Snape lo hizo con éxito sobre Harry Potter en 1997 usando la Legeremancia para anticipar los hechizos que él usaría.

Si el lanzador está usando la Varita de Saúco sin ganarse su lealtad para lanzar la maldición a su verdadero maestro, la varita rehusará hacerle daño; no obstante, hay un cierto nivel de impacto que puede enviar su cuerpo a volar.

Aunque el principal propósito de la maldición Cruciatus es la tortura, no puede ser usado para romper las defensas colocadas por el encantamiento Fidelio], ya que el secreto debe ser revelado voluntariamente por su poseedor.

Usos conocidos

«El mortífago se elevó del suelo, se debatió en el aire como si se ahogara, retorciéndose y chillando de dolor, y por fin, con gran estrépito de cristales rotos, se estrelló contra una librería y cayó inconsciente al suelo hecho una bola.»
Harry usando la maldición antes de la Batalla de Hogwarts.[fuente]

Usos exitosos

Víctima (s) Lanzador (es) Notas
Aberforth Dumbledore Gellert Grindelwald Represalia por criticar sus planes.
Alice y Frank Longbottom Bellatrix, Rodolphus, Rabastan Lestrange y Barty Crouch Jr. Torturados hasta la locura. Residentes permanentes del Hospital San Mungo de Enfermedades y Heridas Mágicas.
Bertha Jorkins Lord Voldemort Para romper el hechizo desmemorizante hecho por Barty Crouch Sr., para obtener información sobre la Copa Mundial de Quidditch y el Torneo de los Tres Magos
Una Araña Barty Crouch Jr. Demostrando los efectos de la maldición Cruciatus en una clase de Defensa Contra las Artes Oscuras en 1994, disfrazado de Alastor Moody
Peter Pettigrew Lord Voldemort Como castigo por dejar escapar a Barty Crouch Sr.
Cedric Diggory Viktor Krum Durante la tercera prueba del Torneo de los Tres Magos, bajo la maldición Imperius de Barty Crouch Jr.
Harry Potter Lord Voldemort En el cementerio de Pequeño Hangleton dos veces durante un duelo
Avery Lord Voldemort En el cementerio de Pequeño Hangleton por brindar falsa información sobre su lealtad.
Neville Longbottom Bellatrix Lestrange En la batalla del Departamento de Misterios, posiblemente para herirlo o matarlo para burlarse de sus padres
Ted y Andromeda Tonks Mortífago no identificado Para tratar de obtener información sobre Harry Potter
Thorfinn Rowle Draco Malfoy Bajo las órdenes de Voldemort, por dejar a escapar a Harry Potter en Tottemham Court Road
Garrick Ollivander Lord Voldemort Para obtener información sobre la varita de Voldemort y el efecto de la varita de Harry Potter sobre la varita de Lucius Malfoy
Hermione Granger Bellatrix Lestrange Interrogándola para que le dijera de dónde había sacado la espada de Godric Gryffindor
Michael Corner Alecto y Amycus Carrow Castigo por liberar a un estudiante de primer año de detención
Neville Longbottom y otros miembros del E.D Alecto y Amycus Carrow, Vincent Crabbe y Gregory Goyle Castigo por desobediencia
Amycus Carrow Harry Potter Harry atacó a Amycus por escupirle el rostro a Minerva McGonagall
Posible víctima (s) Lanzador (es) Notas
Harry Potter Dolores Umbridge En 1996 la directora Dolores Umbridge trató de utilizar la maldición Cruciatus contra Harry , como una táctica de interrogatorio, pero Hermione Granger interrumpió su encantamiento.
Bellatrix Lestrange Harry Potter Como se mencionó anteriormente, Harry trató de usar esta maldición sobre Bellatrix después de que ella asesinó a su padrino Sirius Black. A pesar de que la maldición le causó un breve momento de terrible dolor, no tuvo la suficiente potencia como otras maldiciones de este tipo.
Harry Potter Draco Malfoy Draco intentó maldecir a Harry cuando Harry lo descubrió en el baño hablando con Myrtle la Llorona, pero fue interrumpido cuando Harry lo atacó con Sectumsempra
Ginny Weasley Alecto Carrow Durante la batalla de la Torre de Astronomía, bajo la influencia de Felix Felicis, Ginny pudo esquivarla.
Severus Snape Harry Potter Después de matar a Albus Dumbledore, Harry lo siguió y trató de maldecirlo, pero Snape lo bloqueó, citando que Harry nunca había sido bueno en Oclumancia.
Harry Potter Vincent Crabbe Durante una escaramuza en la Sala de los Menesteres. Harry esquivó la maldición, y su fuerza alcanzó una estatua de un busto de un mago en su lugar.
Harry Potter Lord Voldemort Durante la Batalla de Hogwarts, Voldemort usó la maldición Cruciatus sobre lo que él creía que era el cadáver de Harry, como una forma de deshonrarlo y decir que había ganado. Harry no sentía dolor porque Voldemort estaba usando la Varita de Saúco, que se negaba a lastimar a su maestro.
Sirius Black Lord Voldemort Para hacer que Harry fuera al Departamento de Misterios y tomara la Profecía por él. Aunque realmente nunca torturó a Sirius, se trataba de una visión.

Etimología

Crucio significa "yo torturo". Cruciatus toma su nombre de la palabra latina "dolor" o "tortura", la raíz de la cual se puede ver en otras palabras tales como "insoportable" y "crucifixión".

Detrás de las escenas

Apariciones

Notas y Referencias

  1. En la mayor parte de la traducción al español de Salamandra para Latinoamérica y Cono Sur
  2. Harry Potter y el Cáliz de Fuego (película)
  3. Harry Potter y el cáliz de fuego - Cap. 14 (Maldiciones imperdonables)
  4. Harry Potter y el misterio del príncipe - Cap. 28 (La huida del príncipe)
  5. Guión temprano de Harry Potter y la Orden del Fénix


¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar