FANDOM


Unicornio FB

Un unicornio.

La magizoología es la disciplina que se encarga del estudio de las criaturas mágicas. Magos y brujas que se dedican a la magizoología son llamados magizoologistas El mayor y más conocido magizoologista fue Newton Scamander, autor de Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Hay varias subcategorías en esta rama, como los dragonolistas.

Propósitos

Ocultación de las criaturas mágicas

«Cada organismo de gobierno mágico será responsable del ocultamiento, cuidado y control de todas las bestias, seres y espíritus de naturaleza mágica que habiten en los límites de su territorio. Si cualquiera de esas criaturas causara daño a la comunidad muggle o se mostrara ante ella, el organismo mágico gubernamental de esa nación deberá someterse a las sanciones que decida la Confederación Internacional de Magos.»
Cláusula 73 del Estatuto Internacional del Secreto Mágico.[fuente]

El fin principal de la magizoología es mantener ocultas a las criaturas mágicas de los muggles y evitar infracciones al Estatuto Internacional del Secreto Mágico. A lo largo de la historia, y sobre todo en la Antigüedad y la Edad Media, antes de la creación del Estatuto del Secreto, la comunidad mágica ha dado indicios de su existencia al mundo muggle. Hace muchos años, los muggles conocían criaturas tales como los dragones y las hadas, y convivían con los magos y brujas, como es el caso del famoso Merlín y el rey Arturo. Por suerte y gracias al trabajo de los magos del mundo entero, al día de hoy la mayoría de los muggles no tienen constancia de que existen animales mágicos y no lo creerían si se les dijera. La Confederación Internacional de Magos regula y sanciona a todas las naciones con gobierno mágico, para evitar que se desvele la existencia oculta de los magos.

Sin embargo, ciertas especies no necesitan del cuidado constante o estricto de la comunidad mágica, debido a que su naturaleza los mantiene alejados de la vista de muggles. Algunas tienen métodos de camuflaje, como el demiguise, que puede hacerse invisible, o el bowtruckle, que se camufla entre los árboles, por lo que no se necesita que intervenga una fuerza mayor. Otras, de manera innata, rehuyen o evitan el contacto con los muggles, ya sea por su inteligencia o su timidez; por ejemplo, el unicornio o el centauro. También están las que viven en lugares inaccesibles para muggles, como la acromántula, que vive en lo profundo de la jungla de Borneo, o el fénix, que se encuentra en los picos de las montañas. Y por último están las criaturas que tienen la habilidad de hacerse pasar por animales corrientes o no llaman la atención de los muggles, como el crup, el billywig o el chizpurfle.

Aun así, muchas bestias necesitan la ayuda de los magos para no atraer la atención de los muggles. El más claro ejemplo es el del dragón, que necesita supervisión constante. De ocultar a estas criaturas, se encarga el Departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas del Ministerio Británico de Magia, que emplea varios métodos.

Hábitats seguros

Es la manera más efectiva e importante de mantener a raya a las criaturas. Se usan encantamientos repelentes de muggles y en casos más peligrosos, se hace el territorio inmarcable, como es el caso de la isla de Drear, el hogar de los quintaped. Algunos lugares necesitan supervisión constante, como las reservas de dragones. La reserva de Snidgets Modesty Rabnott y el santuario de Dragones de Rumania son ejemplos de hábitats seguros.

Control de cría y venta

El Departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas controla y castiga la cría y comercio de criaturas jóvenes y huevos. Por ejemplo, los huevos de dragón son Bienes No Comerciables de Clase A, es decir, que se castiga con severidad su venta. La prohibición de cría experimental hizo ilegal la creación de nuevas especies desde 1965.

Encantamientos desilusionadores

Un mago normal también tiene que ayudar en el ocultamiento de las criaturas, realizando un encantamiento desilusionador sobre sus mascotas mágicas, para distorsionar la vista de los muggles. Estos encantamientos necesitan renovarse a diario porque sus efectos se disipan.

Encantamiento desmemorizante

Cualquier muggle que presencie algo mágico, deberá ser desmemorizado para reparar el daño. Un mago corriente puede encargarse, pero si son casos más extremos, el Ministerio puede enviar a un grupo especializado de desmemorizadores.

Oficina de Desinformación

Artículo principal: Oficina de Desinformación

Interviene sólo en los mayores casos de colisión entre el mundo mágico y muggle. Se encarga de ofrecer una excusa muy creíble y nada que ver con la magia al Primer Ministro Muggle para que éste la transmita a la comunidad no mágica. Gracias a esta oficina, se ha convencido a los muggles que las fotografías del monstruo del Lago Ness, en realidad un kelpie, eran falsas.

Preservación de las criaturas mágicas

«(...) ¿por qué persistimos, como comunidad y como individuos, en nuestro empeño de proteger y ocultar a las bestias mágicas, aun aquellas que son salvajes e indomables?»
Newt Scamander sobre la importancia de la magizoología[fuente]
Según Newt Scamander, la magizoología tiene un fin principal que es preservar la existencia de las criaturas mágicas para que las siguientes generaciones de magos y brujas tengan el privilegio de apreciar y conocer la naturaleza y belleza de las criaturas.

Ocupaciones

Un magizoologista es una persona que estudia la magizoología, aunque, al parecer, pueden ser referidos como naturalistas mágicos. Para ser magizoologista no necesita graduarse de una escuela mágica.

La familia Scamander ha tenido varios miembros que trabajaron como magizoologistas. Su miembro más notable es Newt Scamander, el autor de Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Desde temprana edad, Newt sentía un interés hacia las criaturas mágicas, impulsado por su madre, una criadora de hipogrifos. El nieto de Newt, Rolf, y su esposa Luna son considerados magos naturalistas.

Una clase llamada Cuidado de Criaturas Mágicas es impartida en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería a partir de tercer año, optativa para alumnos que se interesen en aprender sobre criaturas mágicas. Animales fantásticos y dónde encontrarlos es requerido para las clases y el profesor puede ser considerado un magizoologista. Rubeus Hagrid fue profesor de esta materia en Hogwarts. Fue sustituido a veces por Wilhelmina Grubbly-Plank y Silvanus Kettleburn fue su predecesor.

Un dragonologista es un magizoologista que se especializa en el estudio de los dragones.

Existen magizoologistas especializados en otros tipos de criaturas, como Gondoline Oliphant, especializada en trolls, Havelock Sweeting, especialista en unicornios, o Stoddard Withers, experto en caballos alados.

Clasificación

El Departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas clasifica a todos los seres, bestias y espíritus conocidos, para informar sobre qué peligro puede entrañar una criatura.

Clasificaciones del Ministerio de Magia

  • XXXXX - Con reputación de asesinar magos / Imposible de domesticar o entrenar
  • XXXX - Peligrosas / Requiere conocimientos especiales / Magos experimentados pueden controlarlas
  • XXX - Magos competentes pueden salir adelante
  • XX - Inofensivas / Pueden ser domesticadas
  • X - Aburridas

Divisiones

  • Seres - Criaturas con voz en el gobierno mágico, ya que son lo bastante inteligentes y responsables para asimilar las leyes.
  • Bestias - A diferencia de los seres, no forman parte del gobierno porque no tienen inteligencia y/o responsabilidad.
  • Espíritus - No forman parte de los grupos anteriores, porque tienen una naturaleza distinta.

Libros de magizoología

Etimología

Zoología es la rama de la biología que se enfoca en la estructura, función, comportamiento y evolución de los animales. Magizoología es una combinación de la palabra "magia" y "zoología".

Detrás de las escenas

  • Un campo de estudio real similar a la magizoología es la criptozoología, que estudia animales ocultos que se creen extintos, aunque algunas personas pudieron vislumbrar su existencia.

Apariciones