Wikia

HarryPotter Wiki

Fuego Maligno

Redirigido desde Fiendfyre

3.715páginas en
la wikia
Discusión0
«Pero no era un fuego normal; Crabbe debía de haber utilizado alguna maldición que Harry no conocía. Al doblar una esquina, las llamas los siguieron como si tuvieran vida propia, o pudieran sentir y estuvieran decididas a matarlos. Entonces el fuego empezó a mutar y formó una gigantesca manada de bestias abrasadoras: llameantes serpientes, quimeras y dragones se alzaban y descendían y volvían a alzarse, alimentándose de objetos inservibles acumulados durante siglos, metiéndoselos en fauces provistas de colmillos o lanzándolos lejos con las garras de las patas; cientos de trastos saltaban por los aires antes de ser consumidos por aquel infierno.»
—Descripción[fuente]


El Fuego Maligno, o fuego demoníaco (conjuro desconocido), es una maldición que genera un fuego mágico de tamaño y calor anormal, profanado con Magia Oscura, capaz de buscar y perseguir seres vivos a pesar de no tener consciencia.[1]

Descripción y EfectosEditar sección

El Fuego Maligno es un inmenso y poderoso fuego que no puede ser extinguido por el uso de agua normal o mágica.[1] También es muy difícil de controlar para el mago que lo invoca, fluyendo de su varita en continuas corrientes de fuego. Si el mago da golpes rápidos a su varita mientras sale la corriente de llamas, se dispara un chorro de fuego que se convierte en un animal flamígero.[2]

Cuando se lanza, el fuego aparece con un ruido de rugido ondulante y da a sus víctimas sólo una fracción de segundo como aviso para escapar, consumiendo rápidamente cualquier cosa que esté cerca del mago que lanzó la maldición. Las flamas son de un tamaño anormalmente largo y toman la forma de monstruos y bestias flamígeras, tales como serpientes, dragones, águilas y quimeras, mutando constantemente en otras bestias y poderosas llamas sin forma que destruyen todas las cosas inflamables a su alrededor. El fuego incluso posee cierta capacidad de sentir un continuo (pero lejos de ser un latente) deseo de quemar todo lo que pueda.[1] Perseguirá cualquier forma de vida cercana y cualquier cosa que pueda destruir, y es capaz de incinerar cualquier cosa al mínimo contacto.[2]

Fiendfyre gif.gif

Los magos inexpertos que usan este hechizo son capaces de invocar las flamas, pero no tendrán un control virtual de la maldición después de ser liberada, haciendo del fuego un mortal ataque contra sí mismo.[1] Muchos magos experimentados, como Lord Voldemort, pueden controlar las bestias de fuego que crean, incluso condensándolas en un único animal colosal de su propio deseo.[3] Hay una forma para detener las llamas así como para dispersarlas, pero desafortunadamente Vincent Crabbe nunca puso atención en clase para aprender esto, costándole su propia vida.[1] También es posible que el fuego termine consumiéndose a sí mismo si no es capaz de consumir más material, y entonces, las cenizas que queden se vuelvan Ashwinders.

El Fuego Maligno es una de las pocas sustancias conocidas que son capaces de destruir un horrocrux. Hermione Granger era consciente de esto, pero nunca consideró el uso de este hechizo en contra de los horrocruxes de Voldemort debido a la naturaleza intrínsecamente peligrosa del mismo.[1]

Usos ConocidosEditar sección

Fiendfyre2.jpg

Ron y Hermione huyendo del Fuego Maligno

  • Lord Voldemort (posiblemente): Durante su duelo contra Albus Dumbledore el 18 de junio de 1996, Voldemort invocó una serpiente gigante de fuego.
  • Amycus Carrow: Harry Potter especula que Amycus fue quien le enseñó a Crabbe a usar el Fuego Maligno durante el año escolar 1997-1998.
  • Vincent Crabbe: Crabbe usa este hechizo el 2 de mayo de 1998 en la Sala de los Menesteres mientras estaba transformada en la Sala de los Objetos Ocultos contra Harry, Ron y Hermione. Falleció en el posterior infierno mágico que creó al perder el control de la maldición.

Practicantes ConocidosEditar sección

«¡Corran! ¡¡Corran!! ¡¡Goyle prendió fuego a todo!!»
—Ronald Weasley[fuente]

Detrás de las EscenasEditar sección

Fuego maligno vold.png

El pedazo de alma de Voldemort destruido por la maldición

  • En Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2, Gregory Goyle usa el Fuego Maligno y muere en vez de Crabbe. Esto se debe a que Crabbe fue cortado de la película.
  • Junto a lo anterior, mientras que Crabbe murió porque no fue lo suficientemente rápido al huir del fuego en el libro, en la película Goyle es incapaz de detener las flamas que salen de su varita y cae al fuego al agarrar una silla suelta mientras escala una pila de objetos.
  • En el libro, el Fuego Maligno logra destruir completamente la Diadema de Rowena Ravenclaw. En la película, Harry la atraviesa con un colmillo de basilisco para dañarla, y luego Ron la patea hacia el Fuego Maligno para terminar el trabajo. Esto hace que las llamas tomen temporalmente la forma del pedazo de alma de Voldemort gritando de dolor antes de ser destruida.[2]
  • Este hechizo se asemeja a un combustible de aire explosivo mágico o bomba termobárica.

AparicionesEditar sección

Notas y ReferenciasEditar sección

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wikia aleatoria