Wikia

HarryPotter Wiki

Cornelius Fudge

Discusión0
3.389páginas en el wiki
Cornelius Fudge
Cornelius Oswald Fudge
Información biográfica
Estatus de sangre

Sangre pura

Estado civil

Casado

También conocido como
Título(s)
Descripción física
Especie

Humano

Género

Masculino

Color de ojos

Grises

Color de piel

Clara

Información familiar
Miembros familiares
Características mágicas
Boggart

Lord Voldemort

Afiliación
Ocupación
Lealtad
«¡Estás cegado por el amor a tu oficina, Cornelius! ¡Colocas demasiada importancia, y siempre lo has hecho, en la llamada pureza de sangre!»
Albus Dumbledore a Cornelius Fudge.[fuente]

El Ministro de Magia Cornelius Oswald Fudge, Orden de Merlín - Primera Clase, fue el Ministro de Magia desde 1990 hasta 1996. De este modo tenía el control completo del Ministerio de Magia, el principal órgano de gobierno de la comunidad mágica de Gran Bretaña. Fudge empezó su carrera en el Ministerio como Ministro Jr. en el Departamento de Accidentes y Catástrofes Mágicas. Luego sucedió a Millicent Bagnold como Ministro de Magia, y por lo tanto tenía la responsabilidad de cumplir con el Primer Ministro Muggle cuando fuera necesario. En 1993, tras los ataques a nacidos de muggles en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería debido a la apertura de la Cámara de los Secretos, Fudge había llevado a Rubeus Hagrid a Azkaban para que se viera cómo el Ministerio estaba haciendo algo a pesar de la inocencia de Hagrid. En 1993-1994, Cornelius Fudge tuvo que lidiar con la huida del prisionero Sirius Black de Azkaban, ya que Fudge creía que Black era una amenaza para la sociedad, había Dementores estacionados en Hogwarts y Hogsmeade.

Sin embargo, Black escapó  de Fudge. Durante las vacaciones de verano, organizó la Copa Mundial de Quidditch de 1994 y el Torneo de los Tres Magos, con Ludo Bagman y Bartemius Crouch Sr. Tras la muerte de Cedric Diggory en el Torneo y el reclamo de Harry de que Lord Voldemort había regresado, Fudge se negó a creerlo, porque significaría el fin del mundo que había trabajado tan difícilmente para construir. En su lugar, utilizó su influencia en el diario El Profeta para calumniar y desacreditar a Harry y Albus Dumbledore, Fudge tenía la paranoia de que Dumbledore quería su puesto en el Ministerio y entonces se dedicó a mentirle a la comunidad mágica. Sin embargo, después de la Batalla del Departamento de Misterios, Fudge vio a Voldemort con sus propios ojos y se vio obligado a admitir que estaba equivocado, haciendo que la comunidad de magos reclamara su renuncia. Fue reemplazado como Ministro de Magia por Rufus Scrimgeour, pero se quedó en calidad de asesor y comunicador de prensa de la Segunda Guerra Mágica al Primer Ministro Muggle porque Scrimgeour no tenía tiempo.

BiografíaEditar sección

Departamento de Accidentes y Catástrofes MágicasEditar sección

180px-Cornelius

En los años anteriores a convertirse en Ministro, Fudge fue anteriormente Ministro Junior en el Departamento de Accidentes y Catástrofes Mágicas. En 1981, fue uno de los primeros en la escena después de que Sirius Black hubiera supuestamente (luego se descubre que en realidad no fue así) asesinado a Peter Pettigrew, pero, desconocido por nadie más, Black pensaba que Pettigrew estaba muerto y se entregó a la justicia. Fudge miró a Sirius riendo como un maníaco, y recordó que ese día había un cráter gigante en la calle. Albus Dumbledore era el principal candidato para suceder a Millicent Bagnold como Ministro de Magia, ya que mucha gente le pidió que aceptara la posición, pero él se negó varias veces. Por lo tanto, Bartemius Crouch Sr. era el favorito para ser el próximo Ministro por sus métodos eficaces de lucha contra los Mortífagos, pero fue Fudge quien finalmente reemplazó a Bagnold. Sin embargo, Fudge nunca olvidó cuánto apoyo popular había recibido Dumbledore durante la elección.

Ministro de MagiaEditar sección

NombramientoEditar sección

«Un compromiso equitativo para los magos que se ocupan de las relaciones con los muggles.»
—Eslogan de la campaña de Cornelius Fudge.

En 1990, Fudge fue nombrado Ministro de Magia, y tuvo su primera reunión con el Primer Ministro Muggle para presentarse y explicar la existencia del mundo mágico. Fudge alegremente esperaba que la pareja no tuviera que reunirse de nuevo, en esta reunión, ya que señaló que el anterior Primer Ministro trató de lanzarlo fuera de la ventana de la oficina ante la idea de que lo que quería Fudge era intentar un sabotaje a su carrera. En los primeros días de Fudge como Ministro, se dijo que no estaba muy seguro de sí mismo, y constantemente enviaba cartas a Albus Dumbledore, pidiendo consejos. De acuerdo con la revista El Quisquilloso, Fudge deseaba conquistar el Banco Mágico Gringotts, y con el fin de hacerlo, había matado a duendes de muchas maneras, algunas de ellas absurdas, como el ahogamiento, colocándolos fuera de los edificios, la intoxicación, y cocinándolos en tartas, lo que le valió el apodo de "Triturador de duendes". Sin embargo, ya que El Quisquilloso era una revista sensacionalista, esta teoría era discutible y muy probablemente falsa.

Rubeus HagridEditar sección

180px-004HPA Julie Christie 001

Después de cuatro ataques a brujas y magos nacidos de muggles, Fudge llegó a Hogwarts en la primavera de 1993 para llevar a Rubeus Hagrid a la prisión de Azkaban, y no como un castigo, sino como medida de precaución. Fudge aseguró a Hagrid que iba a ser puesto en libertad inmediatamente si se encontraba a otra persona responsable. Dumbledore trató de convencer a Fudge de que la toma de Hagrid no tenía nada que ver con los ataques, pero Fudge igual se lo llevó. Al mismo tiempo, Lucius Malfoy, entonces miembro de Consejo Escolar, había suspendido a Dumbledore, y Fudge intentó protestar en contra, pero fue inútil. Con el tiempo, se comprobó que Hagrid era inocente, y fue puesto en libertad. A Fudge no le gustaba que despidieran a Dumbledore, y creía fielmente en la inocencia de Hagrid, por lo que no dudó en liberarlos a ambos.

Escape de Sirius BlackEditar sección

Ese verano, Sirius Black escapó de Azkaban, Fudge estaba desquiciado y empezó a tomar una gran cantidad de malas decisiones. Unas pocas semanas antes de que escapara Black, Fudge lo visitó durante una visita a la prisión de Azkaban y se desconcertó al ver que Black parecía "normal", en relación con los otros prisioneros. Convencido que Black sería capturado rápidamente, Fudge alertó al Primer Ministro Muggle de la situación y le pidió que los muggles se mantuvieran al tanto de las acciones de Black, así, el Ministerio creó una línea especial al cliente para que los muggles llamaran para aportar cualquier información acerca del paradero de Black. Debido a la conexión de Black con Harry Potter, Fudge se mostró reacio a informarle a Harry de la verdad, algo a lo que Arthur Weasley expresó su opinión contraria. Cuando Harry salió de la casa de los Dursley después de una discusión con su tía Marge, Fudge lo interceptó fuera del Caldero Chorreante después de desembarcar en el Autobús Noctámbulo, durante su intento fallido de fuga. Fudge le aseguró a Harry que el problema había sido tratado, Marge había sido desinflada por los miembros del Escuadrón de Reversión de Magia Accidental, y su memoria había sido modificada. Cuando Harry le preguntó qué le pasaría a él, Fudge le dijo que no se preocupara, y que iba a renunciar a la pena, ya que las circunstancias habían cambiado. La verdad es que Fudge había dejado a Harry, porque él había sido relevado de encontrarlo vivo. Fudge le dijo a Harry que para su protección, Harry se hospedara en el Caldero Chorreante por lo que quedaba del verano y que no saliera al Londres muggle. Harry estuvo de acuerdo y le preguntó a Fudge si podía firmarle su permiso para ir a Hogsmeade, a lo que Fudge incómodamente se negó. Fudge le oferta Harry un adiós, y sale de la habitación. Como un intento equivocado de proteger a los estudiantes, Fudge puso Dementores alrededor de la escuela, lo que casi produjo trágicos resultados. Los profesores, así como Madame Rosmerta en Hogsmeade, encontraban desagradable la presencia de los dementores, y Harry era un objetivo frecuente de las acciones de los dementores. En octubre, Fudge fue alertado de la entrada de Black en Hogwarts en la noche de Halloween. Convencido de que Black estaba escondido dentro o alrededor de Hogsmeade, Fudge puso a los dementores a buscar en el área, calificándola de una precaución necesaria. En diciembre, viajó a la escuela, y se detuvo en Las Tres Escobas con los profesores Minerva McGonagall, Filius Flitwick y Hagrid. Invitaron a Rosmerta a unirse a ellos, Fudge procedió a explicar la conexión entre Black y Voldemort, y que era Black quien le dijo dónde estaban escondidos los Potter. Fudge admitió entonces que creía posible que el plan de Black era encontrar a Voldemort y llevarlo de vuelta al poder. Después de esto, Fudge dejó el bar para una reunión con Dumbledore. Sin que él supiera, Harry Potter escuchó esta conversación y se vio muy afectado por ella, esperando la oportunidad de matar a Black.

En junio, Fudge llegó a Hogwarts de nuevo, esta vez por dos razones: (1) para verificar la situación de Black, y (2) para presenciar la ejecución de Buckbeak el hipogrifo. A las dos, Fudge asistió a la apelación de Buckbeak, pero el Comité de Exterminación de Criaturas Peligrosas no revirtió su decisión. A las cinco de la tarde, Fudge volvió a la cabaña de Hagrid para presenciar la ejecución, pero cuando Macnair salió a realizar el acto, se dio cuenta de que Buckbeak había desaparecido. Cuando Severus Snape llevó a Harry, Ron, Hermione, y Sirius a la escuela después de los acontecimientos en la Casa de los Gritos, Fudge le informó que por sus acciones, se le sería otorgada la Orden de Merlín, Segunda Clase. Momentos más tarde, Fudge entró en el ala del hospital después de escuchar los gritos de Harry; Harry y Hermione trataron de convencer a Fudge de que Peter Pettigrew estaba todavía vivo. Varios minutos después, cuando el profesor Dumbledore llegó a hablar en privado con Harry y Hermione, Fudge decidió cumplir con los dementores y encontrarse con Dumbledore más tarde. Cuando se enteraron que Black se había escapado otra vez, Fudge regresó con Snape y Dumbledore a la enfermería, donde Snape ordenó furiosamente a Harry que le explicara su participación. Sin embargo, Fudge parecía pensar que Harry estuviese involucrado era imposible, y se fue a informar al Ministerio acerca de la situación, y acordaron sacar a los dementores de Hogwarts debido a que habían intentado darle el Beso del Dementor a Harry la noche anterior.

Torneo de los Tres MagosEditar sección

200px-Minister Fudge

Durante las vacaciones de verano, Fudge tenía dos tareas para organizar, con la ayuda de Ludo Bagman y Bartemius Crouch Sr.: la final de la Copa Mundial de Quidditch de 1994 y el Torneo de los Tres Magos. Fudge se reunió nuevamente con el Primer Ministro Muggle, para informarle de las criaturas mágicas que serían traídas al país para el torneo. En la copa mundial, Fudge saludó a Harry con una manera paternal, y le presentó a varios magos extranjeros, entre ellos el Ministro de Magia búlgaro. Fudge también extendió saludos amistosos a la familia Malfoy. Después de terminar el partido, Fudge se molestó al enterarse de que el Ministro de Bulgaria podía hablar inglés, y que su propia necesidad de comunicarse a través de lenguaje de señas no había sido necesaria. Junto con el Ministro búlgaro, Fudge se dio la mano con los dos equipos.

Cornelius Fudge: «Si vas a trabajar en mi contra...»
Albus Dumbledore: «El único contra el que tengo la intención de trabajar es Lord Voldemort. Si tú estás en contra de él, entonces nos quedamos, Cornelius, en el mismo lado..»
— Fudge y Albus Dumbledore.[fuente]

En la primavera de 1995, se le pide a Fudge que rellene el lugar del señor Crouch como juez del Torneo de los Tres Magos, ya que había dejado de ir a trabajar, nadie sabía dónde estaba o lo que le había sucedido. Cuando Harry salió del laberinto de los Tres Magos sosteniendo el cadáver de Cedric Diggory, Fudge informó a la multitud, y luego trató de que Harry lo pusiera en libertad. Fudge le sugirió a Harry que vaya a la enfermería, pero Dumbledore se negó, con ganas de que Harry permanesca donde estaba. Cuando Fudge fue informado que los Mortífagos responsables habían sido capturados, sintió que su seguridad personal estaba en peligro, y convocó a un Dementor para que lo acompañara al castillo, dejo que el dementor le diera el Beso del Dementor a Barty Crouch Jr., matando al único testigo aparte de Harry, dejándolo incapaz de dar testimonio sobre el regreso de Voldemort. Esta falta de testimonio ayudó a Fudge a desacreditar a Dumbledore el año siguiente.

Dumbledore sospechaba que Fudge temía que él ocupara su lugar como Ministro en tiempo de crisis, entonces Fudge se negó a creer la advertencia de que Voldemort había regresado. La decisión de Fudge también fue influenciada por uno de los artículos de Rita Skeeter sobre Harry, lo que sugiere que podría haber estado alucinando, por lo que Harry fue un testigo poco fiable en la mente de Fudge, cuando Harry comenzó a nombrar las identidades de los mortífagos que estaban en el cementerio de Little Hangleton al lado de Voldemort, sólo podía identificar a aquellos que han sido aprobados por el Wizengamot, afirmando que Harry podría haber leído esos nombres en los antiguos artículos de El Profeta. Viendo las sugerencias de Dumbledore de la eliminación de los Dementores de Azkaban y el envío de emisarios a los Gigantes como absurda (por temor a que él sería destituido de su cargo, incluso por lo que sugiere), Fudge y Dumbledore aceptaron que habían llegado a una bifurcación de caminos, Fudge se dejó actuar a su antojo, mientras Dumbledore actuó de inmediato para reactivar la Orden del Fénix. Antes de salir, Fudge le entregó en la mano de Harry sus ganancias por el torneo.

La crisis y el regreso de Lord VoldemortEditar sección

«Fudge no está en su sano juicio. Ha estado tortuoso, lleno de miedo.»
Remus Lupin.[fuente]
 

Durante el verano, Fudge utilizó su influencia en el diario El Profeta para crear una campaña diseñada para calumniar y desacreditar a Albus Dumbledore, ya que Fudge pensaba que éste estaba detrás de su puesto en el Ministerio, y Harry Potter. Dejó en claro que cualquiera que estuviese del lado de Dumbledore podía considerarse despedido del Ministerio. También hizo varios cambios masivos en las leyes para darse ventajas y beneficios, convirtiendo un simple caso de magia en menores de edad en un juicio del Wizengamot, y en su prisa para ocultar ciertas leyes terminó descuidando otras. También invitó a Percy Weasley a convertirse en su Ministro Junior, en un intento de espiar a la familia Weasley, que le era leal a Dumbledore, pero a pesar de que Percy aceptó, desertó de su familia debido a una pelea. Cuando Harry fue acusado de usar magia ilegal en la presencia de un Muggle, Fudge tomó un papel principal en la persecución de Harry ante el Wizengamot, y buscó de forma activa desacreditar a Harry, yendo tan lejos como para cambiar la hora y el lugar de la audiencia en un intento de hacer que Harry la pierda, y durante la audiencia real, introducir consideraciones irrelevantes y acusaciones muy exageradas en torno a las ofensas del pasado de Harry, mientras le negaba a Harry el derecho a una oportunidad justa para presentar su versión de los hechos. Solo la intervención de los testigos Arabella Figg y Dumbledore salvaron a Harry de la expulsión, aunque Fudge intentó negar sus testimonios y votó a favor de que Harry fuese expulsado. Impulsado por la paranoia, Fudge trató de socavar la credibilidad de Dumbledore y la autoridad, tanto en Hogwarts y en general en el mundo de la magia, que él logró, por primera vez por asegurar que Dumbledore fuese presentado en las noticias como un chiflado. Poco después, la subsecretaria de Fudge, Dolores Umbridge, se había instalado en Hogwarts como la nueva profesora de Defensa Contra las Artes Oscuras. Fudge hizo que Umbridge enseñara a los estudiantes de Hogwarts sólo mediante libros de texto en lugar de practicar hechizos de defensa, por una creencia paranoica de que Dumbledore tenía la intención de entrenar a sus estudiantes en un ejército pata derrocar al Ministerio. Por medio del Ministerio aprobó numerosos decretos, Fudge extendió gradualmente su poder hasta que fue capaz de eliminar a Dumbledore de Hogwarts, y entregó el control del Colegio a Umbridge. Cuando la fuga en masa de Azkaban se llevó a cabo, Fudge continuó negándose a creer a Harry y a Dumbledore, y en su lugar sugirió que Sirius Black era el líder de la ruptura debido a su relación con Bellatrix Lestrange, sin darse cuenta que Sirius había sido repudiado por su familia y los dos eran enemigos mortales. Fue la ignorancia de Fudge y sus malas decisiones lo que permitieron que Voldemort y sus mortífagos reunieran fuerzas.

250px-Fudgeatrium

Destitución del cargoEditar sección

250px-Minister to Resign
«Mi querido Primer Ministro, ¿Realmente piensa que todavía sigo siendo Ministro de Magia después de esto? ¡Fui despedido hace tres días! Toda la comunidad Mágica ha estado reclamando por mi renuncia durante una quincena. ¡Nunca los vi tan unidos en todo mi mandato!»
—Fudge al Primer Ministro Muggle.[fuente]

El plazo de Fudge terminó en 1996 cuando poco después de la Batalla del Departamento de Misterios, él y varios otros funcionarios del Ministerio vieron a Voldemort por sí mismos en el Atrio del Ministerio. Obligado a aceptar la verdad, Fudge fue presionado por el público y los medios de comunicación, y renunció a las dos semanas del incidente por no ver el peligro a la mano y actuar en consecuencia. Antes de su despido, hizo desesperados intentos de permanecer en el cargo, y trataron de organizar una reunión con Dumbledore y Harry para persuadirlos para que digan al mundo mágico que el Ministerio estaba haciendo un buen trabajo para mantener el orden y la seguridad. Esta no resultó, ya que Dumbledore se negó a hacer el arreglo, a sabiendas de que Harry podría pensar que la idea era absurda, pero la idea no murió cuando se hizo cargo Rufus Scrimgeour. Además, antes de su despido, Fudge fue amenazado por Voldemort para que le cediera el puesto de Ministro, o un asesinato en masa de Muggles se llevaría a cabo. Fudge se negó, lo que resultó en el colapso tanto del Puente Brockdale y el Puente del Milenio. Se quedó en calidad de asesor y mensajero al Primer Ministro Muggle para Scrimgeour, ya que Scrimgeour estaba demasiado ocupado como para estar en contacto con el Ministro Muggle por sí mismo.

Legado y vida posteriorEditar sección

«¡Toma las medidas que he sugerido, y serás recordado, en la oficina o fuera, como uno de los Ministros de Magia más valientes y más grande que hemos conocido. Abstente de pronunciarte, y la historia te recordará como el hombre que se hizo a un lado, y no permitió que Voldemort tenga una segunda oportunidad para destruir el mundo, que hemos tratado de reconstruir!»
Albus Dumbledore.[fuente]

Varias personas, incluyendo a Rubeus Hagrid, consideraron a Fudge bien intencionado, pero ineficáz, torpe, mientras estaba en el cargo. De esto no muchos se preocupan, siempre y cuando él estaba dispuesto a aceptar los consejos de la gente más segura y confiable, sobre todo los de Albus Dumbledore. Cuando las consecuencias de sus acciones (o mejor dicho, la falta de ellas) después del regreso de Lord Voldemort llegó a ser conocido, la comunidad mágica emitió una condena casi unánime de su mandato. Fudge comentará más tarde con tristeza que nunca había visto a la comunidad mágica estar tan unida en cualquier otro asunto durante su administración. Teniendo en cuenta esta desaprobación universal fue inmortalizado, como advirtió Dumbledore, como uno de los ministros menos eficaces en la historia británica. En 1997, Fudge fue uno de los muchos ciudadanos del mundo mágico que asistieron al funeral de Albus Dumbledore. No se sabe qué pasó con Fudge después de que Lord Voldemort se hizo cargo del Ministerio de Magia, pero perdió su puesto como mensajero entre el Ministro y el Primer Ministro Muggle, ya que los Mortífagos no tenían ningúna intención de interactuar con muggles.

Apariencia físicaEditar sección

Fudge se describe como "hombre poco corpulento", con el pelo gris arrugado. Es reconocible por su estilo de vestir bastante extraño: traje de raya diplomática, corbata roja, manto negro largo de viaje, botas de color púrpura y un sombrero de hongo verde lima.

Rasgos y personalidadEditar sección

«Él va a hacer que nos maten a todos sólo porque no puede hacer frente a la verdad.»
—Reacción de Hermione Granger sobre Cornelius Fudge por la entrevista en El Profeta sobre la fuga masiva de Azkaban de 1996.[fuente]

Como Ministro de Magia, apareció en los primeros años como un engreído, bondadoso mago tratando de manejar sin problemas las crisis ocasionales, tales como el uso indebido de la magia por Harry Potter al inflar su tía Marge en 1993. Fudge parecía favorecer a personas que nacen con un estatus alto, sobre todo los Malfoy, que a la clase baja, como los Weasley, como se ve en su amistad con Lucius Malfoy y el abandono de Arthur Weasley. Además, a pesar de ser de aceptación hacia los muggles, Fudge favorece a los magos de sangre pura. A pesar que Fudge empezó como un hombre bien intencionado, estaba a favor de la paz y la tranquilidad por el bien de su propia posición en revelar la verdad, si eso significaba la interrupción de la paz. Mientras que él consideraba que la evidencia de lo contrario es insuficiente, Fudge se encuentra a través de sus dientes con el fin de encubrir la verdad, y estaba perfectamente dispuesto a arruinar la reputación de aquellos que se oponían a él, incluso si eso significa abusar de los poderes de su posición y hacer cambios en las leyes para hacerlo. Irónicamente, esta última instancia, arruinó su reputación en su lugar.

Incluso antes de su despido, Fudge intentó convencer a Harry para mentir al mundo de la magia que el Ministerio estaba funcionando bien en materia de seguridad y mantenimiento, a pesar de cómo maltrataba a Harry durante un año entero, así como el hecho de que él era el que ponían en peligro todo el mundo al negar el retorno de Voldemort. Esto demostró que Fudge estaba dispuesto a usar la mentira y la calumnia para mantener su propia posición, además de ser descarado y pidiendo favores a la gente que había ofendido. Fudge también parece ser más reactivo que proactivo, sino que a menudo se espera de una solución a aparecer, en lugar de tomar la iniciativa y crear una solución. Debido a su naturaleza indecisa, a menudo le preguntaba a Dumbledore para el asesoramiento en sus primeros días como ministro. Por desgracia, cuando Fudge tomó la iniciativa y tomó sus propias decisiones en un intento de llevar a cabo su trabajo, todos ellas fueron equivocadas y llevaron a consecuencias desastrosas, como se ve cuando envió a Rubeus Hagrid a Azkaban porque supuestamente había abierto la Cámara de los Secretos. El registro fue contra él, pese a la insistencia de Dumbledore. Fudge también puso Dementores en Hogwarts para recuperar a Sirius Black, lo que llevó a los estudiantes estar traumatizados y a Harry Potter casi recibir el beso del Dementor al final del año escolar.

Él insistió en convocar a un Dementor cuando se dirigía a interrogar a Barty Crouch Jr. para su propia protección, a pesar de saber que Barty había sido atado y custodiado por la profesora McGonagall, y la posibilidad de que el dementor lo atacaría era de esperarse (y sucedió) lo que causó la destrucción de su única pieza de evidencia en ese momento. Sin embargo, el error de Fudge final fue cuando lideró una campaña de desprestigio en contra de Dumbledore y Harry Potter, negandole el mundo mágico de la oportunidad de protegerse a sí mismos debido al regreso de Voldemort durante un año, lo que le permitió a Voldemort reunir fuerzas sin obstáculos.

Fudge también se hizo más y más paranoico en los últimos años, creyendo que él era el inteligente, y Dumbledore un alborotador que quería conspirar en su contra para derrocarlo de su cargo en el Ministro de Magia. Esto se debió en parte a que Fudge recordó la superioridad de Dumbledore y su popularidad en el pasado y en el presente. Esta paranoia se mantuvo por lo general reprimida, ya que Fudge complació a Dumbledore durante los últimos años, y aceptó muchas de las decisiones excéntricas de Dumbledore. Se hizo más y más agobiado, sin embargo, su paranoia se levantó y comenzó a nublar su juicio, haciendo caso omiso de Dumbledore, Fudge metafóricamente se pegó un tiro en el pie. Su falta disminución de la acción preventiva afectó a su popularidad con el mundo de la magia: a pesar de los esfuerzos de Fudge de mantener el control, varias personas optaron por creer a Dumbledore y a Harry y no a él, y por el verano de 1996, había sido obligado a dejar el cargo, y fue sustituído por Rufus Scrimgeour.

Habilidades mágicas y destrezasEditar sección

A pesar de que rara vez demostró el uso de la magia, Fudge ha demostrado utilizar algunos más avanzados, o al menos difícil, explica. Sin embargo, parece estar limitado a ciertas áreas de la magia, como no podía quitar el hechizo que decía "soplona" en la cara de Marietta Edgecombe.

  • Transformación: durante su primera visita al Primer Ministro británico, Fudge utiliza una serie de hechizos de Transfiguración, que incluyó convertir una taza de té en un hámster, y una botella de whisky apareciera de la nada. Sus hechizos también no verbales muestran más la habilidad. La transfiguración es, de común acuerdo, una rama particularmente difícil de la magia. Fudge también era conocido por ser el Viceministro del Departamento de Catástrofes Mágicas, que dada su azarosa y en el Paraje natural de las respuestas, probablemente Fudge fue obligado a utilizar un número de magia basada en la Transfiguración, a fin de rectificar.
  • Duelista: Fudge desafió a Albus Dumbledore a un duelo, pero esto fue sólo porque estaba siendo respaldado por Dolores Umbridge, Kingsley Shacklebolt y John Dawlish. Dumbledore derrotó sin esfuerzo a Fudge, Umbridge y Dawlish y puso un hechizo en Kingsley para que sea convincente, pues Kingsley era un miembro de la Orden del Fénix.
250px-Kingsleywithfudge

RelacionesEditar sección

Dolores Jane UmbridgeEditar sección

Umbridge era la mano derecha de Cornelius Fudge, siendo su subsecretaria, él confiaba en ella para que controlara Hogwarts. Se le concedió muchos poderes a través de decretos. Fudge parecía no ser consciente de la naturaleza sádica y oscura de Umbridge. En cambio, Umbridge era leal a Fudge sólo por el poder que le estaba ofreciendo, y no sentía ningún apego hacia él. Ella también estaba dispuesta a violar la ley a espaldas del Ministro con el fin de lograr resultados, como convocar a los Dementores, en un intento de expulsar a Harry, así como el uso ilegal de la Maldición Cruciatus, al tiempo que ella afirma que "lo que Cornelius no sabe, no le hará daño". En resumen, Umbridge utiliza a Fudge para avanzar en su ansia de poder. Cuando Fudge fue despedido, Umbridge cambió de lealtad para servir a los sucesores de este.

AparicionesEditar sección

Wiki
Harry Potter Wiki tiene 9 imágenes relacionadas con
Cornelius Fudge.


Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio