FANDOM


La Confederación Internacional de Magos (abreviada C.I.M.) es una organización intergubernamental mágica, rudimentariamente equivalente a la Organización de Naciones Unidas. Cada país tiene uno o varios representantes o delegados. Los miembros británicos son probablemente elegidos por el Ministro de Magia, posiblemente sujetos a la aprobación del Wizengamot.

La Confederación Internacional de Magos es dirigida por una persona que ostenta el título de Jefe Supremo. El primero que fue nombrado Jefe Supremo fue Pierre Bonaccord. Sin embargo, su nombramiento fue impugnado por los brujos de Liechtenstein, debido a sus opiniones respecto a la detención de la caza de los trolls y aprobar sus derechos. Liechtenstein, que había estado lidiando con desagradables comunidades de trolls en ese momento, se negó a asistir a la primera conferencia, causando problemas para la nueva institución.

Se hace cargo de eventos internacionales, como juegos y deportes mágicos, tal como la Copa Mundial de Quidditch a través de su Comité de Quidditch, y supervisa las once escuelas de magia con su Oficina Educativa.

Un Asesor de Seguridad es un puesto en la CIM que trabaja en calidad de asesor en asuntos de seguridad mágica.

Historia

El primer Jefe Supremo de la Confederación Internacional de Magos fue Pierre Bonaccord. La primera reunión se celebró en Francia, y los duendes quisieron ir, pero no se les permitió. La comunidad mágica de Liechtenstein protestó por Bonaccord, que quería prohibir la caza de trolls y darles derechos. El hecho de que una población de trolls de montaña causara muchos problemas en Liechtenstein, hizo que el país impugnara el nombramiento de Bonaccord y se negara a formar parte de la Confederación.

En 1692, la Confederación instituyó el Estatuto Internacional del Secreto Mágico para ocultar el mundo mágico de los muggles. Después de semanas de discusión, decidieron sobre cómo el mundo mágico se retiraría a la clandestinidad, incluida la ocultación de diversas criaturas mágicas y eliminarlas de la memoria muggle.

En 1750, la Confederación agregó la Cláusula 73 del Estatuto Internacional del Secreto Mágico, que detallaba las responsabilidades del ocultamiento de cada cuerpo gubernamental mágico y sus posibles castigos disciplinarios por cualquier incumplimiento.[1]

En el siglo XVIII, después de que Dorcus Twelvetrees revelara la ubicación del Magicongreso Único de la Sociedad Americana y el Colegio Ilvermorny de Magia y Hechicería a Bartholomew Barebone, descendiente de un rastrero, y casi expusiera el mundo mágico, el MACUSA enfrentó una censura "humillante" por parte de la Confederación Internacional de Magos. La presidente Emily Rappaport fue requerida para testificar ante la CIM en una investigación pública, y les admitió que no estaba segura de que todos los no-majs expuestos a la información filtrada hayan sido desmemorizados.[2]

El 6 de diciembre de 1926, la Confederación convocó una reunión de emergencia, informada en el diario mágico El Fantasma de Nueva York, para tratar los disturbios mágicos que estaban poniendo en riesgo la exposición de la comunidad mágica. Amenazaron con enviar una delegación a los Estados Unidos de América, ya que pensaron que el aumento del Reloj del Nivel de Amenaza de Detección Mágica a "Grave: Actividad Inexplicable" se relacionaba con Gellert Grindelwald.[3]

Después de la noche del 31 de octubre de 1981, una noche de infracciones a gran escala del Estatuto Internacional del Secreto Mágico, la Ministra Millicent Bagnold se dirigió a la Confederación con la declaración "Afirmo nuestro derecho inalienable a la fiesta", una declaración que se volvió infame.[4]

La Conferencia de la Confederación Internacional de Magos se celebró en el verano de 1994.

En 1995, la Confederación debía celebrar una conferencia en Hemel Hempstead.[5]

Albus Dumbledore fue un Jefe Supremo, pero fue despedido de su puesto tras la denuncia del Ministerio por afirmar el regreso de Voldemort. Fue restaurado como miembro después de la aceptación por parte del Ministerio del regreso de Voldemort, pero no como Jefe Supremo.

Tras el despido de Dumbledore, Babajide Akingbade asumió el puesto de Jefe Supremo.

Miembros conocidos

Detrás de las escenas

  • La Confederación Internacional de Magos se llamaba originalmente Federación Internacional de Brujos en la primera edición de Harry Potter y el prisionero de Azkaban, lo que puede significar que la organización tiene dos nombres.
  • J. K. Rowling declaró que la Confederación es el equivalente mágico a las Naciones Unidas.[7]
  • Como tal, tienen una fuerte autoridad en todos los asuntos de cooperación mágica internacional, como se ve por cómo participan en cosas como juegos mágicos y deportes internacionales, cómo spervisan las once escuelas mágicas más grandes a través de su Oficina Educativa e incluso tienen un dicho en asuntos de reuniones mágicas internacionales, como se ve en cómo un alto asistente del Simposio Internacional de Animagos más reciente se dirigió a la Confederación Internacional de Magos mientras se quejaba de los estudiantes de la Escuela de Magia de Uagadou.
  • Como "equivalente mágico de las Naciones Unidas", la Confederación Internacional de Magos tiene un alto nivel de influencia en el mundo mágico en general. Es cierto que, si bien es la principal responsable de promover la paz, la seguridad y la cooperación y, por lo tanto, aparentemente no tienen autoridad legal para socavar la jurisdicción del cuerpo de gobierno mágico de un país determinado, hay evidencia de que los gobiernos mágicos, al menos parcialmente, responden a ella:
    • Un ejemplo es cómo la Confederación Internacional de Magos estacionó permanentemente una Fuerza Operativa Internacional en las montañas del Tíbet en respuesta a los numerosos avistamientos de de yetis por parte de personas no mágicas, lo que demuestra que la Confederación tiene el derecho de hacer cumplir el Estatuto Internacional del Secreto Mágico en los países donde el gobierno mágico no puede realizar la tarea.
    • Por ejemplo, cuando un gobierno mágico no oculta los incidentes mágicos en la comunidad no mágica, puede ser censurado por la Confederación Internacional de Magos, que incluso parece poder convocar al jefe de estado del gobierno interesado para una investigación pública, como fue el caso durante la presidencia de Emily Rappaport en los Estados Unidos de América a finales del siglo XVIII.
    • Ser censurado por la Confederación Internacional de Magos parece ser terriblemente vergonzoso y percibido como una experiencia "humillante" por el organismo de gobierno mágico en cuestión, que sirve como una marca de incompetencia en lo que respecta a su deber de ocultar el mundo mágico de los muggles y puede afectar la percepción que tienen de ellos otros gobiernos mágicos. El hecho de que la presidente Seraphina Picquery, conocida por ser una "bruja formidable que pocos estarían encantados de cruzar" , se sintió amenazada por la delegación de la Confederación, y que el Ministro de Magia británico Damocles Rowle fue obligado a dimitir poco después de haber sido censurado por sus sentimientos anti-muggles, habla de la influencia que tiene la Confederación.
    • Como resultado, la Confederación parece tener mucho más poder que la ONU del mundo real, que con bastante frecuencia se vuelve bastante ineficaz por varias disposiciones de veto y la falta general de un mandato directo para interferir con los gobiernos soberanos. Mientras que tal mandato es, por razones complejas, casi imposible de establecer en el mundo real (incluso suponiendo que se considerara universalmente beneficioso, una cuestión problemática), en el mundo mágico, la mayor influencia de la Confederación puede deberse a la necesidad imperiosa de mantener el Estatuto Internacional del Secreto: como, en la era de la comunicación masiva muggle, el Estatuto solo es efectivo si se mantiene globalmente, esto crea un fuerte impulso no solo para la cooperación internacional, sino también para la coordinación y aplicación, más allá del nivel visto en el mundo real. La Confederación parece ser el organismo responsable de defender el Estatuto; por eso, su aparente poder.
      • Mientras que la ONU del mundo real supervisa una serie de iniciativas y convenios globales similares, el mundo mágico se enfrenta a un desafío abrumador y mundial en cuanto a la posibilidad de exposición y el consiguiente alto riesgo de una guerra posterior con muggles. No existe un equivalente directo en el mundo real, pero quizás el más cercano es la supervisión de las armas nucleares, en términos de la gravedad de la amenaza en caso de que no se administre la tecnología. Suele suceder que las resoluciones de las Naciones Unidas relacionadas con las armas nucleares se aplican de manera mucho más estricta y eficaz (o más bien, la mayoría de los miembros dispuestos a hacerlo se reúnen más fácilmente) que otros tipos de resoluciones, por ejemplo, los relacionados con asuntos económicos, el medio ambiente o la resolución de disputas fronterizas. Por lo tanto, se podría considerar que la Confederación Internacional de Magos opera en el equivalente de una crisis permanente de armas nucleares; la situación precipitada por los eventos de Animales fantásticos y dónde encontrarlos sería un punto alto similar a, por ejemplo, la crisis de los misiles cubanos.

Apariciones

Notas y referencias


Confederación Internacional de Magos
Jefes Supremos:

Pierre Bonaccord (primer Jefe Supremo) · Cottismore Croyne · Sidley Smirk Platter · Albus Dumbledore (?-1995) · Babajide Akingbade (1995-?)

Miembros conocidos:

Hector Podmore · Ya Zhou · Heinrich Eberstadt · Momolu Wotorson · Royston Idlewind (1971-1974) · Mentor Metaxas (2014) · Miembro húngaro · Miembro mongol · Miembro ruso · Miembro tailandés · Miembro irlandés · Miembro pakistaní

Divisiones y puestos:

Comité de Quidditch de la Confederación Internacional de Magos · Oficina Educativa · Asesor de Seguridad · Fuerza Operativa Internacional