FANDOM


Dementor

La boca del Dementor.

«Puedes existir sin tu alma, ya sabes, siempre y cuando tu cerebro y el corazón todavía estén funcionando. Pero no tendrás ningún sentido de ti mismo nunca más, no hay memoria, no... nada. No hay ninguna posibilidad en absoluto de recuperación. Tu sólo - existes. Como una cáscara vacía y tu alma se ha ido para siempre... perdida...»
Remus Lupin sobre el Beso del Dementor.[fuente]

El Beso del Dementor es el acto en el cual un Dementor succiona el alma de una persona. A veces se utiliza como una condena para los delincuentes por el Ministerio de Magia, y es considerado un destino peor que la muerte. Antes de que Voldemort estuviera en control del Ministerio, el Beso del Dementor se utilizaba comúnmente contra los que se escapaban de Azkaban. Cuando Kingsley Shacklebolt se convirtió en Ministro de Magia después del final de la Segunda Guerra Mágica en 1998, Los Dementores ya no eran utilizados por el Ministerio de Magia.

Descripción

Cuando se realiza el Beso del Dementor, el Dementor se hecha hacia atrás la capucha, coloca sus mandíbulas alrededor de la boca de la víctima, y consume su alma. El Beso del Dementor se considera generalmente como un castigo peor que la muerte. Las víctimas se quedan en lo que los Muggles llamarían un Estado Vegetativo Persistente: cascarones vacíos que aún están con vida, pero irremediablemente "idos". Es imposible regresar como un fantasma, ya que el beso consume el alma, y se requiere el alma de una persona para convertirse en un fantasma.[1]También existe la posibilidad de que el alma esté atrapada dentro del Dementor.

Uso

Dementor

Un Dementor siguiendo a una víctima.

«Ah, la venganza es dulce. Cómo esperaba ser yo el que te encontrara... Pero ¿Por qué negárselo a los Dementores? Anhelan mucho verte. ¿Detecto un atisbo de temor? Ah, sí. El Beso del Dementor. Uno sólo puede imaginar lo que debe haber parecido soportar. Se dice que es casi insoportable de presenciar, pero haré lo mejor que pueda.»
Severus Snape a Sirius Black en 1994.[fuente]

El Beso del Dementor ocasionalmente se imponía como pena para los delincuentes por el Ministerio de Magia, ya que el Ministerio reformado dejó de emplear a los Dementores como guardias de Azkaban después de la Segunda Guerra Mágica, el Beso del Dementor ya no se utilizaba como una condena penal tampoco.

Sirius Black estaba destinado para tal sentencia si era capturado después de que él se escapó de Azkaban. Barty Crouch Jr. la sufrió cuando se descubrió su fuga. La ausencia de ejemplos de estas penas legalmente impuestas por otros delitos antes de que Voldemort estuviera en control del Ministerio y el hecho de que los criminales más graves (como Bellatrix Lestrange) no fueran condenados a la misma, sugieren que el delito de escapar de Azkaban era pensado con el Beso del Dementor.

Los Dementores intentaron besar a Harry Potter, Hermione Granger y Sirius Black después de arrinconarlos en el Lago Negro en 1994. Sin embargo, los Dementores fueron expulsados ​​por un Patronus que había sido arrojado por un Harry del "futuro" después de que él y Hermione utilizaron un Giratiempo para tratar de rescatar a Sirius. Después de su captura, Sirius fue condenado a ser besado, pero Harry y Hermione lo ayudaron a escapar una vez más con la ayuda de Buckbeak.[1]

BartyCrouchJrInterrogation

El Beso del Dementor se realizó en Bartemius Crouch Jr. por un Dementor que acompañaba a Cornelius Fudge.

El beso se realizó en Barty Crouch Jr. después de que se descubrió que se había disfrazado de Alastor Moody para entregarle a Harry Potter a Lord Voldemort y que había matado a su padre en 1995. Sin embargo, como se administró el beso antes de que una confesión oficial pudiera ser documentada, Cornelius Fudge se negó a creer que Voldemort había vuelto en realidad.[2] Durante las vacaciones de verano, Harry y su primo Dudley Dursley fueron atacados por dos Dementores en Magnolia Crescent en Little Whinging, secretamente enviados por Dolores Umbridge para "silenciar" a Harry sobre su oposición a la postura del Ministerio sobre la negación sobre el retorno de Voldemort. Si no fuera por la rápida respuesta de Harry, él y Dudley Dursley habrían recibido el beso.[3]

Cuando Voldemort estaba en control del Ministerio a finales de 1997 y principios de 1998 y los nacidos de muggles estaban siendo perseguidos, las personas detenidas por la Comisión de Registro de Hijos de Muggles eran amenazados con el beso si se resistían. Los Dementores casi besaron a Mary Cattermole durante un juicio, pero Harry Potter los repelió, y él y Hermione Granger la liberaron y a los otros hijos de muggles retenidos prisioneros, ayudándoles a escapar, junto con Ron Weasley.

Víctimas conocidas

Detrás de las escenas

  • Un intento de un Dementor de besar a Sirius se observa en la adaptación cinematográfica de Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, en la que su alma está siendo succionada con su boca en forma de un pequeño punto, blanco brillante, pero los Dementores son combatidos por el Patronus de Harry antes de que puedan terminarlo. Ellos nunca tuvieron que apoyar sus mandíbulas sobre su boca.
  • Esta puede ser una de las cosas que Dumbledore reclamaba como "peor que la muerte". Teniendo en cuenta que el alma es propia de alguien, la pérdida de su alma les haría dejar de ser un ser. O bien, su alma estaba atrapada dentro del Dementor.
  • En un partido de Quidditch entre Gryffindor y Hufflepuff, un Dementor en particular, puso su boca muy cerca de los labios de Harry, casi lo besó.
  • En las adaptaciones cinematográficas, cada vez que un Dementor está chupando la felicidad o el alma de su víctima, hay una distorsión en el rostro de la víctima y el aire cerca de él o ella.
  • Snape dijo que presenciar el Beso del Dementor es casi insoportable.
  • Las únicas dos personas en los libros que presenciaron alguna vez de un Beso del Dementor fueron Minerva McGonagall y Cornelius Fudge, cuando el Dementor besó a Crouch.

Apariciones

Notas y referencias