FANDOM


«Habla usted como si las varitas tuvieran sentimientos... como si pensaran por ellas mismas.»
Harry Potter al Señor Ollivander[fuente]
Harry obtiene su varita

La varita de Harry Potter escogiéndole.

El Arte de las varitas[1] es una antigua, compleja y misteriosa rama de la magia que tiene relación con la historia, habilidades y acciones de las varitas, herramientas mágicas casi pensantes usadas por magos y brujas para lanzar hechizos. Esta particular rama de la magia es cuidadosamente estudiada por los fabricantes de varitas como Garrick Ollivander y Mykew Gregorovitch.

El estudio de las varitas

Orígenes

Tienda de Ollivanders

El letrero afuera de la Tienda de varitas de Ollivander.

El arte de las varitas pudo haber sido explorado primero por los magos antiguos hace más de dos mil años. Esto se puede deducir del letrero que cuelga fuera de la Tienda de varitas de Ollivander, el cual dice "Ollivanders: fabricantes de excelentes varitas desde el 382 a.C."[2]. En el comienzo de la historia de los magos, las fuerzas mágicas de una varita pudieron ser experimentadas y exploradas a través de los tiempos, con todos sus hallazgos anotados, así como con muchos otros misterios del mundo, cada uno con brillantes y dedicados exploradores. Y al igual que estos campos, se fue comprendiendo con el paso del tiempo.

Estudio del Arte

Después de la educación mágica, una persona que busca convertirse en un fabricante de varitas debe ser aprendiz de un fabricante de varitas experto. A partir de este punto, pueden someterse al estudio del arte de las varitas por sí mismos. También existe la posibilidad de que hayan reuniones donde se enseñen lecciones sobre la varitología. Aún así, es claro que la varitología debe ser entendida en profundidad para llegar a ser un fabricante de varitas experto.

Complejidad

El Señor Ollivander reveló a Harry Potter en 1998 que el arte de las varitas es "complejo y misterioso"; incluso los más expertos no lo comprenden del todo.[1] El propio Ollivander confesó que no entendía completamente el Priori Incantatem, una reacción entre dos varitas con núcleos del mismo origen, o por qué la Varita de Harry Potter destruyó la Varita de Lucius Malfoy cuando Harry enfrentó a Lord Voldemort durante la Batalla de los Siete Potters.[3]

Las varitas escogen al mago o bruja de una manera que no es ni aleatoria ni fortuita. Existe mucha mitología antigua y conocimientos botánicos sobre los poderes y la naturaleza de la madera y otros elementos naturales que componen las varitas.

Tipos de varitas

VaritadeHarrypotter

Varita de Harry Potter.

La varita de Harry Potter está hecha de acebo, con un núcleo de pluma de Fénix.[2] En numerosas referencias históricas antiguas y modernas, el árbol de acebo, perenne, representa la vida y fue considerado un guardián y protector ante el veneno, el relámpago y la brujería. La pluma de fénix representa la renovación de la vida, que Harry logró en más de una ocasión cuando otros pensaron que debía estar muerto. La madera de su varita también es la misma madera del mes de su nacimiento en el calendario céltico, que asocia el acebo con el valor y una batalla entre reyes.

VaritadeVoldemort

Varita de Voldemort.

En contraste, la varita de Voldemort está hecha de tejo y pluma de fénix. El tejo es asociado con alguna de las leyendas más antiguas de Inglaterra, ya que fue reverenciada por los druidas. Es venenosa y conocida por matar el ganado. La pluma de fénix puede representar la obsesión de Voldemort en preservar su propia vida; él creó los Horrocruxes para que pudiera renacer cada vez que lo mataran.

Otros ejemplos

  • La varita de Draco Malfoy está hecha de espino. De acuerdo con las referencias botánicas e históricas, las flores de espino tienen el aroma de la muerte o la carne descompuesta, y son fertilizadas por insectos carroñeros. El espino es también la madera del mes de nacimiento de Draco en el calendario céltico.
  • La varita de Hermione Granger está hecha de madera de vid, que es la madera atribuida a su mes de nacimiento en el calendario céltico. Los celtas asociaban la vid con el equinoccio de otoño, y con la introspección.
  • La varita de Ron Weasley de fresno también se corresponde con su mes de nacimiento en el calendario céltico, en el que el fresno se asocia con el balance.
  • La Varita de Saúco está hecha de sauco. En la tradición antigua, el sauco es el emblema de la tristeza y la muerte. Algunas de las mitologías que se cuentan entre los ancianos le asignan el poder de echar a los espíritus malignos y proteger contra las brujas. En el calendario céltico, la Varita de Saúco contiene los días más oscuros del año, y es asociado con la muerte y la regeneración, transformación y el inframundo.

Otras propiedades de las varitas pueden revelar también aspectos de la personalidad de sus dueños. Por ejemplo, Ollivander describe la varita de Bellatrix Lestrange como "inflexible", la varita de Peter Pettigrew como "frágil", y la varita de Draco Malfoy como "razonablemente flexible".[1] Otro ejemplo es la longitud de la varita; la varita de Rubeus Hagrid es una de las varitas más largas observadas, con 40,3 centímetros. Es representativo de su sangre semigigante, mientras que la varita de Dolores Umbridge es particularmente corta, tal y como ella fue descrita.

Ciertas varitas también pueden estar predispuestas a tener habilidad en una disciplina mágica en particular. Por ejemplo, la varita de James Potter fue particularmente buena para Transformación. Esto puede deberse a las diversas flexibilidades de la varita, que se acomoda a diferentes movimientos de varita.[2]

Aspectos del arte de las varitas

«Haces preguntas muy profundas, Potter. El arte de las varitas es una complicada y misteriosa rama de la magia.»
Garrick Ollivander[fuente]

A través del arte de las varitas, un futuro fabricante de varitas aprende los antiguos secretos de la creación de una varita, que contiene tres componentes:

Madera de varita

Varitas2

Varias varitas.

Los bowtruckles, guardianes de árboles, eligen vivir en árboles de varitas cuya madera es de calidad para hacer varitas. Por lo tanto, se puede asumir que uno simplemente no camina en el bosque, toma una ramita y crea una varita. Las maderas de varitas también pueden ser mágicas o simplemente ser los únicos tipos de madera lo suficientemente fuertes para sostener el poder de la magia en su interior.

Núcleos mágicos

Las varitas contienen núcleos mágicos, posiblemente insertados con magia una vez que la varita ha sido tallada. Estos núcleos mágicos realzan la magia de la varita o dan a la madera de la varita propiedades mágicas. Los únicos núcleos capaces de producir magia son aquellos que vienen de especies mágicas. El Señor Ollivander opta por sólo usar plumas de fénix, pelos de unicornio y fibras de corazón de dragón, que pueden ser los más poderosos y mejores de los núcleos mágicos, ya que las varitas de Ollivander han sido elogiadas por muchos magos y brujas de todo el mundo. Otros materiales, como el pelo de Veela, o incluso el pelo de cola de Thestral son usados por otros fabricantes de varitas.

Longitud de la varita

Todas las varitas tienen su longitud individual y también pueden tener cierta correlación entre el tamaño de la persona y la longitud de su varita. Rubeus Hagrid, que es semigigante, es dueño de una de las varitas más largas conocidas; tiene más de cuarenta centímetros de largo y está hecha de roble. Se rompió a la mitad después que fuese acusado de abrir la Cámara de los Secretos. La varita más corta conocida perteneció a Dolores Umbridge, que se describe como rechoncha y similar a un sapo. Su varita "inusualmente corta" y regordeta fue abandonada en el Bosque Prohibido y partida en dos por el casco de un centauro.

De acuerdo a Garrick Ollivander, emparejar una varita a un mago sólamente por su altura es una medida cruda. Las varitas largas tienden a adaptarse a las personas con gran personalidad, o con un estilo de magia más amplio y dramático. Las varitas más negras favorecen el lanzamiento de hechizos elegantes y refinados. Las varitas particularmente cortas escogerán magos cuyas personalidades carecen de algo.[4] La varita de Hagrid extremadamente larga se atribuye a su personalidad energética, excitable y extrovertida, mientras que Umbrigde fue conocida por su extrema intolerancia y falta de empatía, siendo muy cruel pero apegada a la política, sin buscar más poder del que podía conseguir legalmente.

Rigidez

Usualmente, las varitas son sólo descritas en términos del árbol de origen, su núcleo y su longitud. Sin embargo, en ocasiones la firmeza de la madera de la varita también se describe. Por ejemplo, durante la inspección de las varitas de Harry Potter, Bellatrix Lestrange, Draco Malfoy y Rubeus Hagrid, Garrick Ollivander las describió como "agradable y flexible", "inflexible", "razonablemente flexible" y "frágil", respectivamente. La rigidez o flexibilidad de una varita caracteriza la voluntad de adaptarse a la pareja varita y mago.[4]

Creación de la Varita de Sáuco

Lavaritadesauco

Lord Voldemort sujetando la Varita de Saúco.

La creación de la Reliquia de la Muerte Varita de Saúco es altamente inusual. En el libro Los cuentos de Beedle el Bardo, existe una leyendo de las Reliquias de la Muerte llamado El Cuento de los Tres Hermanos. En la historia, el mayor de los hermanos Peverell le pide a la Muerte que le de una varita que gane todos los duelos. La Muerte se acerca a un árbol de sauco, coge una rama y crea la Varita de Sauco.

No se dice si este árbol tiene madera de varita ni se revela la naturaleza del núcleo en la historia original. Sin embargo, Albus Dumbledore y muchos otros que persiguieron las Reliquias de la Muerte creen que en realidad fue creada por el propio Antioch Peverell, en vez de la Muerte. Se sabe que la varita está hecha de sauco con un núcleo de pelo de thestral, ambos materiales que tienen fuertes connotaciones culturales de muerte.[5]

Varitas muertas y marchitas

Artículo principal: Marchita

Una varita se vuelve "marchita" cuando la varita expele toda su magia, impidiendo en adelante su uso mágico. Este fenómeno ocurre más a menudo con las varitas de avellana, que a menudo se vinculan tan fuertemente con sus verdaderos amos que después de su muerte, la varita pierde toda su magia. Esto se puede curar reemplazando el núcleo de la varita, excepto que el núcleo fuese originalmente de pelo de Unicornio, en cuyo caso no hay esperanza y la varita habrá "muerto" realmente, a diferencia de que simplemente se marchite.[4]

Ciertas varitas pueden marchitarse de otras maneras. La varita de Salazar Slytherin fue inducida a marchitarse por Gormlaith Gaunt para prevenir que fuese usada en su contra. Ella fue capaz de hacerlo debido a la composición única de la varita, y su don de hablar parsel.

Las sutiles leyes de las varitas

Artículo principal: Leyes sutiles de varitas
«La varita elige al mago. Los que hemos estudiado el arte de estos instrumentos siempre lo hemos tenido claro. (...) Si eres un buen mago, puedes canalizar tu magia a través de casi cualquier instrumento. No obstante, los mejores resultados se obtienen cuando existe la máxima afinidad entre el mago y la varita, pero esas conexiones son complejas. Puede darse una atracción inicial y después una búsqueda mutua de experiencia; la varita aprende del mago, y viceversa.»
Señor Ollivander[fuente]

Las varitas poseen una fuerza mágica que por sí mismo tiene sus propios límites donde nadie puede forzarlos. Esto es similar a las leyes del movimiento de Newton y otras fuerzas, y se conocen como las sutiles leyes de las varitas.[1]

Las leyes fundamentales

Ollivander expresa que una varita escoge al mago. No está claro el por qué, pero ciertas varitas parecen tener una afinidad natural por ciertos magos o brujas; esta es la ley más fundamental. La segunda ley establece que las conexiones hechas entre magos y varitas son complejas, y crecerán con la experiencia, ya que tanto la varita aprende del mago y viceversa. Tercero, un mago puede canalizar su energía con cualquier varita, ya sea suya o no. Sin embargo, los mejores resultados ocurren donde hay una gran afinidad entre un mago y una varita.

Finalmente, una varita puede ser ganada de su maestro, y sólo entonces su lealtad cambiará a su nuevo maestro. Para ganar una varita, se debe dominar y por lo tanto derrotar a su maestro de alguna forma (esto no aplica en situaciones como los duelos de práctica, en que ser desarmado o derrotado es un suceso tan sutil que no afecta la lealtad de la varita). Sin embargo, debe notarse que las varitas usualmente mantienen cierta lealtad a sus dueños originales. Por ejemplo, incluso si un mago es desarmado o pierde un combate mientras lleva su varita, ésta desarrollará una afinidad con su dueño original de forma que no entregará su lealtad fácilmente. Por lo tanto, el hecho de simplemente desarmar a un mago no permitirá dominar por completo la lealtad de su varita. La única excepción a esta regla es la Varita de Saúco, que es "completamente asentimental" y sólo será leal al poder. En otras palabras, cuando se gana, cambia por completo su lealtad.[4]. Cuando una varita no ha sido ganada, no funcionará bien para su nuevo dueño, como ocurre con Harry Potter al ser forzado a usar una varita de endrino, y con Hermione Granger cuando usa la varita de Bellatrix Lestrange, ninguna de las cuales fueron ganadas por sus nuevos dueños.[1]

Hermione: "La odio. La odio, de verdad. Me produce una sensación muy rara, y no me funciona bien. Es como un trozo de... de ella."
Ron: "Supongo que te resultará más fácil si te metes en la piel del personaje. ¡Piensa en todo lo que ha hecho esa varita!"
Hermione: "¡Pero si a eso mismo me refiero! Esta es la varita que torturó a los padres de Neville y a quién sabe cuánta gente más. Y sobre todo ¡es la varita que mató a Sirius! Echo de menos mi varita. Es una lástima que el señor Ollivander no haya podido hacerme una nueva a mí también."
— Hermione sobre usar la varita de Bellatrix Lestrange[fuente]

En algunas familias, las varitas pueden ser heredadas, como Neville Longbottom que usa la varita de su padre, y Ronald Weasley usando la antigua varita de su hermano Charlie. Sin embargo, en ambos casos la varita termina siendo partida en dos, y tanto Neville como Ron obtienen mejores resultados usando otras varitas, por lo que es cuestionable que uno pueda dominar por completo una varita ganada de esta forma. Esto parece ser completamente cierto en el caso especial de Neville, ya que su aptitud mágica parecía ser casi inexistente antes de perder la varita de su padre durante la Batalla del Departamento de Misterios en su quinto año, realizando hechizos útiles sólo usando un esfuerzo y enfoque tremendos; no obstante, durante su sexto y séptimo año, los talentos mágicos de Neville se hicieron evidentemente más poderosos con una varita que le escogió por completo. Puede ser que la varita de su padre suprimiera bastante sus talentos por este motivo.

Priori Incantatem

Priori Incantatem

Priori Incantatem entre Harry Potter y Voldemort en 1995.

Dos varitas con núcleos que provienen de la misma criatura mágica, referidas como "hermanas", no pueden ser forzadas a luchar una contra la otra. Si esto sucede, ambas varitas formarán una extraña conexión llamada Priori Incantatem. Cuando la conexión se forma, las varitas luchan para introducir un orbe dorado al interior de la otra; aquella que tenga éxito en forzar el orbe sobre la otra será la varita ganadora. Debido a su rareza, muchos magos nunca saben que tal conexión es posible. Esta es la primera ley del Priori Incantatem.

Después de que dos varitas hermanas se conectan por el Priori Incantatem, ambas varitas se reconocerán y pdorán reaccionar contra la otra sin el consentimiento de sus dueños, o la varita ganadora sólo reaccionará contra la varita perdedora. Esta es la segunda ley del Priori Incantatem.[6] Además, bajo condiciones especiales, es posible que una varita reconozca al maestro de su "hermana", incluso cuando use una varita diferente. Por ejemplo, durante la Batalla de los Siete Potters. la varita de Harry reconoció a Lord Voldemort y le expulsó "llamas doradas", incluso cuando Voldemort estaba usando la Varita de Lucius Malfoy en ese momento.[7]

Varitas dañadas

Varitarotadeharry

Varita rota de Harry Potter.

Las varitas que han sufrido una gran cantidad de daño no pueden ser reparadas por ningún medio que un fabricante de varitas conozca, excepto con la ayuda de la Varita de Saúco, como se ve cuando la varita de Harry Potter es rota por una Maldición explosiva rebotada y Hermione Granger no fue capaz de repararla. Harry la reparó más tarde con la Varita de Sauco.[8]

Fabricantes de varitas expertos

Artículo principal: Fabricante de varitas

Dos de los fabricantes de varitas más experimentados son Garrick Ollivander y Mykew Gregorovitch. Ollivander fue considerado extensamente como el mejor en Inglaterra, mientras que Gregorovitch fue el mejor en su tierra que ha permanecido desconocida. Ollivander fue secuestrado por los mortífagos para obtener información de la conexión entre las varitas de Harry Potter y Voldemort, pero más tarde escapó con la ayuda de Dobby, mientras que Gregorovitch fue asesinado por Voldemort al no decirle quién le robó la Varita de Saúco.[9] Ollivander también tuvo un asociado en Hogsmeade, quién fue aprendiz en el arte de las varitas. Se desconoce si también él manufacturó varitas.

Además de ellos, hubo otros fabricantes de varitas menos conocidos viviendo y trabajando en Inglaterra, pero ninguno en la misma línea que Ollivander, como Jimmy Kiddell.

Detrás de las escenas

Apariciones

Notas y Referencias

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar