FANDOM


Alma Sirius

Alma de Sirius Black.

«Tenía tanta prisa por cercenar su propia alma que no se detuvo a valorar el incomparable poder de un alma íntegra e intachable.»
Albus Dumbledore a Harry Potter sobre el actuar de Voldemort.[fuente]

El alma es la parte inmaterial de un ser, que en muchas creencias y culturas se piensa que sobrevive después de la muerte. Tanto magos y brujas como muggles han buscado descubrir la naturaleza del alma, particularmente su papel en la magia. Según Albus Dumbledore, la manipulación del alma rompe "leyes profundas de la magia".[1]

Descripción

El alma es el sentido de individualidad de una persona, que reside al interior de su cuerpo material. Representa la memoria, consciencia y personalidad de un individuo. Normalmente se mantiene intacta y sin heridas, ya que no sufre daños ante medios físicos, ni siquiera ante la muerte del cuerpo del ser al que pertenece; no obstante, puede ser desgarrada por ciertos actos de maldad, lo que se considera una violación a las leyes de la naturaleza.[2]

P6 Voldemort creando horrocrux

Tom Ryddle mientras crea su primer horrocrux luego de cometer un asesinato.

Si un mago o bruja muere, el alma del individuo puede decidir si desea continuar al más allá o regresar al mundo material como un eco de lo que el individuo fue con su cuerpo físico, lo que se conoce como un fantasma.[3] No obstante, un alma puede sufrir daños que le hacen desgarrarse por medio de actos malvados que violen las leyes de la naturaleza, como el asesinato premeditado y sin remordimientos de un ser humano. Los trozos de alma pueden continuar viviendo dentro del cuerpo, pero un mago o bruja puede -por medio de la magia- separar un fragmento de su alma mutilada y depositarla al interior de un objeto u otro ser vivo; el contenedor del fragmento de alma pasa a ser conocido como horrocrux.[4]

A diferencia de un alma íntegra y pura que vive al interior de su cuerpo material, el alma de un mago o bruja mutilada por actos malignos será mucho más débil e irá perdiendo características humanas en su comportamiento, acorde a su conducta que conlleva los actos malignos realizados. Si además el individuo separa de su cuerpo fragmentos de su alma por medio de artes oscuras, aparentemente el cuerpo físico del individuo sufrirá transformaciones que mostrarán la pérdida de su humanidad progresivamente mientras más fragmentos de su alma separe del contenido principal.

FragmentoVoldemortherido

Fragmento de alma de Voldemort destruyéndose al dañar su contenedor.

Aunque un fragmento de alma separado de este modo contiene la memoria, personalidad y consciencia del individuo al que pertenece, a diferencia de la pieza principal, el fragmento se vuelve muy vulnerable y dependiente del recipiente que lo contiene para su supervivencia. Cualquier daño irreparable que sufra el contenedor -destrucción más allá de cualquier reparación mágica para un objeto, o la muerte para un ser vivo- matará y destruirá el fragmento de alma extra que contenga también. Además, parece ser que mientras más tiempo pase el fragmento de alma separado de la pieza principal, menos consciencia el individuo tendrá de lo que le ocurra, sienta o experimente dicho fragmento.[5]

Cualquier porción del alma de un individuo que esté contenida en un horrocrux es capaz de adquirir sentido de consciencia y alimentarse de la fuerza vital de otro individuo que haya establecido un vínculo emocional con el horrocrux. A medida que va drenando la fuerza vital del individuo, el fragmento de alma es capaz de adquirir una forma humana sólida para sí mismo y actuar fuera del objeto o ser vivo que lo contiene, interactuando físicamente con su entorno. Lo anterior se observó cuando el diario de Tom Ryddle comenzó a agotar la vida de Ginny Weasley luego de que ella le confiara sus secretos por cerca de un año. Aunque se desconocen los alcances reales de este efecto, es muy posible que, de haberse concretado el hecho, el fragmento de alma hubiera otorgado más poder al Voldemort original.[2]

Voldemort

Apariencia de Tom Ryddle luego de crear seis horrocruxes.

Por otro lado, si una persona que posee un horrocrux tiene afinidad con las artes oscuras y la mentalidad del individuo al que pertenece el fragmento de alma encerrado, dicha persona puede verse fortalecida por el poder del fragmento de alma. Esto se vio con Dolores Umbridge, que pudo potenciar su magia y crear un Patronus corpóreo debido a que llevaba el guardapelo de Salazar Slytherin, además de sentir una fuerte emoción por disfrutar el contexto en el que se encontraba.[6]

En el caso de un fragmento de alma que se encuentre al interior de un ser vivo que actúe como horrocrux, el fragmento de alma podrá interactuar con el cuerpo físico de su individuo huésped, generalmente de forma muy dolorosa para el último; incluso puede ser capaz de otorgar algunas habilidades mágicas únicas del mago o bruja a quién pertenece originalmente el fragmento. A medida que más tiempo permanezcan juntos, el fragmento de alma puede generar un vínculo telepático que permita al huésped acceder a los sentimientos y emociones del individuo dueño del fragmento de alma, e incluso permitir leer sus pensamientos y ver lo que la persona está haciendo en ese momento, experimentándolo como si el huésped viviera los hechos en su propio cuerpo.

La conexión de un individuo con otro por medio de un fragmento del alma con el tiempo se iría volviendo más parasitaria, aunque se desconoce qué consecuencias reales tendría en el huésped como tal: es posible que terminase perdiendo por completo su identidad o el control de sus propios actos, o incluso fuese letal.

Un cuerpo material normalmente no es capaz de albergar más de un alma sin pagar un alto precio; el alma parásita terminará alimentándose progresivamente de la fuerza vital del cuerpo y disminuirá drásticamente su esperanza de vida hasta matarlo. Lo anterior se observó cuando el alma mutilada principal de Voldemort intentó poseer varios animales para buscar interactuar con el mundo material, haciendo que perdiesen la vida muy rápidamente. Quirinus Quirrell, el único huésped humano conocido, necesitó beber sangre de unicornio con frecuencia para mantener la salud de su cuerpo.

TomRyddlerecuerdo

Fragmento de alma de Ryddle adquiriendo forma sólida fuera de su contenedor.

El estado íntegro del alma de Harry Potter evitó que Voldemort pudiese poseerlo por completo luego del duelo en el Atrio del Ministerio de Magia, ya que el contacto con el alma de Harry era demasiado doloroso para el alma mutilada de Voldemort, tal y como le explicó Dumbledore a Snape en un recuerdo del pensadero.

Un encantamiento Fidelio implanta un secreto en el alma de una persona, lo que le daría a dicho secreto el más alto nivel de seguridad, a menos que el Guardián Secreto decida divulgarlo. Ningún hechizo o medio de tortura puede sacar el secreto del Guardián, ya que debe revelarse de forma voluntaria para que sea efectivo.

La belleza del lamento del fénix es tal que es capaz de tocar las almas de quienes lo escuchan, afectándolos emocionalmente al entregarle valor a las almas bienintencionadas y atemorizando a los impuros de corazón.

Daños al alma

Desgarro

Albus Dumbledore: "El alma de ese chico todavía no esta tan dañada. No quiero que se destroce por mi culpa."
Severus Snape: "¿Y mi alma, Dumbledore? ¿Y la mía?"
Albus Dumbledore: "Sólo tú sabes si perjudicará a tu alma ayudar a un pobre anciano a eludir el dolor y la humillación."
— Discusión sobre los deseos finales de Dumbledore.[fuente]
AlmamutiladaVoldy

El resultado final del alma de Voldemort después de ser mutilada en varias ocasiones.

El acto de cometer asesinato, que es considerado un acto de maldad supremo, causa que el alma del asesino se destroce.[5] Parece que el asesinato puede ser cometido indirectamente siempre que el asesino tenga la intención de matar para dañar el alma, ya que Tom Ryddle usó al basilisco de Salazar Slytherin para asesinar a Myrtle Warren y crear su primer horrocrux, en vez de matarla personalmente.

No obstante, se debe tener en cuenta que no es el acto del asesinato en sí, sino las intenciones con las cuales se busca generar la muerte de un invididuo, lo que destroza el alma del responsable; Albus Dumbledore insinuó a Severus Snape que su muerte planificada de antemano a manos del segundo no dañaría el alma de Snape, debido a que Dumbledore buscaba morir con dignidad a manos de alguien en quien confiaba. Es posible que el hecho de que Snape no estaba en absoluto de acuerdo ni disfrutara la acción lo que evitara el que su alma se desgarrara por ello.

Eliminación parcial

«Verás, has de tener en cuenta que el alma debe permanecer intacta y entera. Dividirla es una violación, es algo antinatural.»
Horace Slughorn explicando incómodo a Tom Ryddle sobre la naturaleza de los horrocruxes.[fuente]
EspirituVoldemort

El alma mancillada de Voldemort, atada al mundo de los vivos gracias a sus horrocruxes.

Los magos y las brujas que han cometido un asesinato pueden usar un hechizo para colocar el fragmento desgarrado de su alma dentro de un objeto externo, llamado horrocrux; esto ancla su alma al mundo de los vivos, volviéndolos en cierto modo inmortales.[5] Crear un horrocrux hace que la parte del alma que quede dentro del cuerpo se vuelva inestable, y por razones obvias, es considerada como la más perversa de todas las Artes Oscuras, así como una violación de la primera de las Leyes Fundamentales de la Magia.[2]

Si el fragmento del alma se ha desprendido del cuerpo hace mucho tiempo, el propietario posiblemente ya no sea capaz de sentir la destrucción del horrocrux que contenga dicho fragmento.[5]

Una persona que crea un horrocrux sólo puede revertir el daño a su alma al experimentar un remordimiento genuino por los actos malvados que ha cometido, pero el proceso es extremadamente doloroso e incluso puede ser letal.[2]

El alma de Harry Potter estaba íntegra y sin daños, pero compartía su cuerpo con un fragmento del alma de Voldemort, un estado de ser que el instrumento de plata de Dumbledore describió como "en esencia dividido". Es por eso que a veces Harry podía ver las cosas desde el punto de vista de Voldemort, o incluso Nagini en ocasiones, ya que la criatura también contenía un horrocrux.

Un alma que ha sido desgarrada y parcialmente eliminada del cuerpo se volverá menos substancial. Esto demuestra que el alma experimenta cierta forma de regresión física y mental. En casos extremos, esta regresión puede ser tan severa que el alma del individuo esencialmente se vuelve subhumana y queda restringida a permanecer en el limbo entre el mundo de los vivos y el más allá, siendo incapaz de avanzar o de convertirse en un fantasma.

Es posible que un mago o bruja pueda crear más de un horrocrux; no obstante, sólo Voldemort ha sido conocido por llegar a tener siete horrocruxes. Debido a su disposición para cometer muchos asesinatos y usar los más importantes para crear sus horrocruxes, Voldemort es considerado el mago más malvado de la historia. Sin embargo, parece haber un límite en cuanto a la cantidad de veces que se puede separar el alma antes de realizar más intentos, ya que ir más lejos parece ser peligroso. Es posible que por ello Voldemort dejara de crear más horrocruxes luego de que hubiese alcanzado los seis que deseaba, y no buscara reemplazar los que ya habían sido destruidos; de hecho, el alma de Ryddle era tan inestable para ese entonces que se dividió por sí sola cuando su maldición asesina rebotó contra él la primera vez que intentó asesinar a Harry Potter, haciendo que involuntariamente el fragmento de alma fuese extirpado de su cuerpo y fuera vinculado al propio Harry.

Eliminación total

«Se puede vivir sin alma, mientras sigan funcionando el cerebro y el corazón. Pero no se puede tener conciencia de uno mismo, ni memoria, ni nada. No hay ninguna posibilidad de recuperarse. Uno se limita a existir. Como una concha vacía. Sin alma, perdido para siempre.»
Remus Lupin explica los efectos del Beso del Dementor a Harry Potter.[fuente]

Es posible para una persona vivir sin su alma, siempre que los órganos vitales como el cerebro y el corazón continúen funcionando. Sin embargo, sin un alma, una persona queda en un estado vegetal permanente - no son capaces de ser conscientes ni interactuar con el mundo que les rodea.[7] El alma no puede ser recuperada una vez perdida. Este hecho es considerado algo peor que la muerte.

Besodementor

Dementor intentando succionar el alma de Harry Potter.

Un método conocido de quitar el alma y dejar el cuerpo intacto es el Beso del Dementor. El dementor -una criatura que no tiene alma[8]- coloca su boca sobre la de su víctima y succiona su alma. El Ministerio de Magia ha usado el Beso del Dementor en el pasado como una forma de castigo capital extremo. El Beso del Dementor fue un castigo otorgado a Bartemius Crouch Jr. luego de ser capturado haciéndose pasar por Alastor Moody, y era la pena otorgada a Sirius Black en cuanto fuese capturado.

Cuando Harry Potter y Dudley Dursley fueron atacados por dementores en Privet Drive, Harry le dijo a Vernon que si el alma de Dudley hubiera sido succionada por uno de los dementores, ellos sabrían inmediatamente que hubiera ocurrido, ya que Dudley no volvería a ser el mismo nunca más. El Patronus es un "guardián de almas" que puede usarse contra un dementor para proteger y mantener el alma segura.

Fantasmas

Nick casi decapitado: "Los magos pueden dejar un recuerdo de sí mismos en el mundo y pasearse como una sombra por donde caminaban cuando estaban vivos. Pero muy pocos magos eligen ese camino."
Harry Potter: "¿Por qué no? ¡Además, no importa, a Sirius no le importará que no sea algo habitual, volverá, estoy seguro de que volverá!"
Nick casi decapitado: "No volverá. Él... seguirá adelante."
— Discusión sobre la vida más allá de la muerte.[fuente]
Fantasmas de Hogwarts

Fantasmas de Hogwarts.

Un fantasma es la imprenta de un mago o bruja fallecido que escogió permanecer en el mundo de los vivos después de la muerte; algunos creen que no son más que huellas dejadas por las almas, aunque los fantasmas comúnmente se identifican con lo que fueron en vida, sugiriendo que son su misma alma que permanece en los lugares donde solía vivir. Según Nick casi decapitado, pocas personas escogen este destino, ya que al hacerlo nunca irían más allá del Velo como lo hace la mayoría de los seres vivos. Transformarse en fantasma no se puede lograr si el alma de un mago o bruja está dañada o ha sido completamente eliminada.[3]

Tanto el hechizo Priori Incantatem como el efecto mágico provocado ante la conexión de dos varitas con núcleos gemelos permite recrear un eco mágico de las personas que han sido asesinadas por la maldición Avada Kedavra desde la varita que lanzó el hechizo. Estos ecos retienen la personalidad y sentimientos de la persona en vida, e incluso pueden comunicarse con los vivos mientras se mantenga en curso el efecto del hechizo.[9] No obstante, lo anterior parece ser sólo una recreación mágica del individuo en sí, similar a la grabación mágica implantada en un retrato mágico; lo anterior se debe a que la magia no es capaz de resucitar a un ser vivo que ya ha muerto.

Por otra parte, la Piedra de la Resurrección es capaz de convocar las almas de los difuntos al mundo de los vivos con una forma sólida más consistente que un fantasma, pero menos que la de un cuerpo físico. Se desconoce si realmente es capaz de convocar el alma de un difunto o es una representación mágica del mismo en vida, pero sólo son visibles para la persona que porta la Piedra de la Resurrección y los ha convocado, permitiendo interactuar con ellos, aunque no físicamente. En cuanto se suelte la reliquia, los difuntos desaparecerán.[10]

Detrás de las escenas

  • La relación de almas y cerebros en relación a la consciencia o el conocimiento no está del todo claro. Mientras que los dementores muestran un ejemplo de seres sin alma que son capaces de cierto pensamiento racional y comunicación e interacción con su alrededor, y la astucia de Tom Ryddle no fue afectada por las mutilaciones de su alma, vale la pena señalar que las víctimas del Beso del Dementor pierden la capacidad de pensar y reaccionar de forma consciente al medio, aunque sólo su alma sea removida y no su cerebro.
  • Los fantasmas o las sombras convocadas por la Piedra de la Resurrección, que carecen de un cerebro físico y no son más que almas o huellas compuestas de ectoplasma, también son totalmente capaces de pensar. Incluso hay muchos ejemplos de inteligencias artificiales creadas por medio de la magia, como los retratos, el Sombrero Seleccionador o las gárgolas guardianas; es muy posible que estos últimos ejemplos sólo sean animaciones que simulan actuar como los seres vivos, sin una verdadera consciencia.
  • En las adaptaciones cinematográficas de las series, el alma ha sido representada de diversas maneras que no son mencionadas en las novelas:
  • Considerando que los fantasmas son huellas del alma de un mago o bruja fallecido, en que aparentemente toman la apariencia del individuo en el momento de su muerte, parece ser que el alma de Voldemort está profundamente reflejada en la forma de su cuerpo rudimentario.

Ver también

Apariciones

Notas y referencias